El agua del río no se pierde en el mar

“Los mares en torno a las costas son más productivos y en parte eso tiene que ver con los ríos”, Dr. Claudio Maier Vargas 

En un contexto de cambio climático, escasez de agua, cambios legislativos y discusión parlamentaria y social, nos encontramos en la provincia de Llanquihue con frases como “el agua no se pierde en el mar”, buscando aclarar la verosimilitud de esta expresión entrevistamos al Dr. Claudio Maier Vargas. Licenciado en Ciencias de la Ingeniería de la Universidad de Concepción. Ingeniero Civil de la Universidad de Concepción. Master en Ingeniería Hidráulica de Colorado State University, Fort Collins. Doctor en Ecología Fluvial de la Universidad de Montana Missoula.

Actualmente, desde 2015, Maier es profesor asociado en el departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Memphis, y sus temas de docencia son hidrología hidráulica de ríos y ecohidrología. Estudia eventos de precipitación, crecidas y los impactos ambientales en los ríos producidos, por ejemplo, por centrales hidroeléctricas.

¿Cómo evalúa la situación actual de los ríos en Chile?

“Creo que los problemas en Chile son bien distintos en el norte y en sur. En el norte están todos prácticamente destruidos. Entre Santiago y Temuco la mayor parte de los ríos sufren tremendamente en verano, porque le sacan toda el agua para riego desde su inicio. En la zona central los ríos están sufriendo impactos ambientales muy fuertes debido a que se les deja poca agua en verano”.

¿Cuál es su opinión sobre la afirmación “el agua del río se pierde en el mar”?

“Es una frase famosa que introdujo un norteamericano, que fue el director de la agencia de gobierno encargada de recuperar tierras y cuencas, y hacer uso de ellas. Este caballero fue el comisionado por fines de los cincuenta o mediado de los sesenta y él estuvo muy orgulloso de haber represado todos los grandes ríos como el Colorado, por ejemplo. Es una frase que se sigue escuchando lamentablemente. Aquí en EEUU y en Europa es una brutalidad decir algo así. Encontré que en Pakistán unos políticos estaban diciendo algo similar”.

“La gran mentira es llevar cualquier cosa al extremo. Los ríos llevan agua y, por supuesto, no llevan la misma cantidad de agua todo el año, los ríos tienen un régimen hidrológico o de caudales. Es como el clima, cómo se comporta el tiempo en un periodo largo, en el río es lo mismo, el régimen es cuánta agua lleva el río en distintos momentos del año”.

“La productividad de los mares en general está cerca de las costas porque los ríos drenan los continentes y colectan una serie de materiales, que son nutrientes para la productividad marina, para las costas, a gran escala estoy hablando. Cuando te alejas de las costas la productividad es más baja porque no cuentan con todos los elementos para fabricar vida. No hay moléculas de fósforo, azufre y hierro, entre otras que son necesarias para dar vida”.

“El segundo aspecto que también es importante es que típicamente cuando le sacan agua al río se la sacan mucho antes de que llegue al mar, como es el caso del río Colorado por ejemplo. Por lo tanto no solo el mar necesita el agua del río, sino que el mismo río necesita tener una cierta cantidad de agua”.

“Los ríos llevan agua pero no llevan la misma cantidad todo el año. Eso es el régimen hidrológico. El mar necesita que lleguen los ríos. La mayor productividad del mar está cerca de las costas, porque los ríos llevan nutrientes. Los mares en torno a las costas son muchísimo más productivos y en parte eso tiene que ver con los ríos”.

¿Por qué el río necesita tener una cierta cantidad de agua?

“El problema está que cuando le sacan agua a los ríos, se la sacan mucho antes de llegar al mar. Por lo tanto no solo el mar necesita el agua, sino que también el río al que se le causan cambios. Cuando le dejas muy poca agua al río en verano, esa agua va a viajar muchísimo más despacio, el qué tan rápido se mueve un río depende de la cantidad de agua. Cuando le dejan muy poca agua en verano, el río se mueve más despacio y aumentan las posibilidades de calentarse con la exposición al sol y al aire cálido. Asimismo las posibilidades que tiene de que disminuya el nivel de oxígeno disuelto en el agua”.

“Entonces básicamente lo que estamos haciendo en esos ríos en verano en Chile es destruirlos. Les dejamos un hilo de agua, por lo cual queda muy poco hábitat acuático, poca superficie, quedan un par de pozas básicamente. Les quitamos superficie y calidad de hábitat, el agua se calienta demasiado, pierde su oxígeno disuelto, y allí hay una letanía de impactos ambientales”.

“Ahora la mayor parte de esos ríos a menos que tengan un embalse grande, una represa, luego vienen las crecidas y se vuelve a normalizar todo. El río vuelve a hacer lo que tiene que hacer. Pero todos los veranos los ríos tienen unos impactos ambientales feroces”.

¿Por qué un tramo de río necesita agua?

“Un tramo de río necesita una cierta cantidad de agua para proveer hábitat a los organismos que allí viven, para transportar sus sedimentos (arena, grava, piedras, materia orgánica, etc) y nutrientes. El río necesita caudales en algunas fechas del año para que algunas especies puedan migrar. Requiere de ciertos caudales para que la vegetación ribereña se pueda establecer. El río es un sistema que funciona sobre la base de tener un régimen de caudales relativamente natural, relativamente parecido al que siempre tuvo”.

“Hay que ser cuidadosos al sacar agua de los ríos, más de lo que somos en Chile, porque nuestros ríos son un desastre ambiental. Esto no solamente porque les quitamos agua, sino que además se hacen encausamientos, y más arriba sacan ripio y arena con las maquinarias metidas dentro del agua y, por supuesto, le tiran un montón de contaminantes, materia orgánica y pisciculturas que tiran aguas residuales espantosas”.

“Finalmente creo que hay varios momentos del año en el que se le puede sacar agua a los ríos dejando caudales ambientales, que es un régimen de caudales”.

 

Comentarios en Facebook
2019-10-16T16:21:03+00:00 Categories: Ciencia y Medio|