Beneficios del bilingüismo en educación temprana

Dominar el idioma inglés es una puerta de ingreso a una serie de oportunidades, sobre todo a aquellas vinculadas al mundo profesional. Y es que el manejo de esta lengua constituye un valor agregado necesario en un mercado laboral tan competitivo como el actual. Hoy, cada vez es más habitual que colegios en Chile apuesten por incluir el bilingüismo dentro de sus proyectos educativos.

Chile sigue muy lejos de ser un país bilingüe. Según un estudio elaborado por el Instituto Education First (EF) realizado en 80 naciones, nuestro país se encuentra en el lugar número 45 muy por debajo de Argentina, Brasil, Uruguay, México, República Dominicana y Costa Rica. El mismo informe reveló que el chileno promedio “sólo puede mantener una breve conversación en inglés, redactar un correo simple y entender lo básico si recorre una ciudad de habla inglesa como turista”.

También hay otras cifras poco alentadoras: estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indican que sólo el 2% de la población adulta en nuestro país habla inglés fluido, y casi un 80% de los profesionales chilenos tiene un nivel deficiente en el idioma inglés, según un informe de Trabajando.com.

Hoy en día, en un mundo globalizado, dominar dos lenguas otorga un valor adicional a la hora de desenvolverse en el mundo laboral y en la adultez, sobre todo si se trata del inglés. Por lo mismo, entendiendo la importancia que tiene el bilingüismo, actualmente existe una serie de establecimientos educacionales en Chile que han apostado por incluir la educación bilingüe en sus proyectos educativos desde temprana edad.

Existe un consenso entre los educadores en que los niños pequeños tienen más curiosidad y plasticidad neuronal, lo que los hace muy receptivos al conocimiento nuevo. Si parten antes, tienen más oportunidades de exponerse a más vocabulario y la calidad de las interacciones en la sala es diferente, ya que se les permite jugar, escribir, hablar en otro idioma, algo que en educación inicial se da bien y que debe ser potenciada en la educación media.

En el Colegio Pumahue de Puerto Montt, uno de los primeros establecimientos educacionales en la X Región que apostó por implementar este modelo educacional, se potencia el idioma inglés con niveles de competencia homologados a estándares internacionales, que incluyen becas e intercambios en el extranjero. De hecho, en 2017 incorporó a su malla curricular el programa de educación bilingüe, cuya metodología se imparte bajo el soporte del currículum internacional británico International Primary Curriculum (IPC), y que permite asegurar que los estudiantes lleguen a enseñanza media con altas habilidades de pensamiento crítico y con un buen desarrollo de la creatividad.

Los beneficios de aprender el inglés como segundo idioma van más allá de una habilidad lingüística. Cuando un niño aprende una segunda lengua desde temprana edad tiene más control sobre la gramática, la fonética y el proceso lingüístico. El aprendizaje de un segundo idioma estimula el crecimiento neuronal y tiene una serie de beneficios, no sólo en el aprendizaje del propio idioma español, sino en otras áreas de la función cognitiva, como por ejemplo en la memoria y en los procesos del pensamiento.

Además de las consecuencias positivas de conocer dos idiomas a la perfección, y poder optar a una mejor perspectiva laboral en el futuro, los expertos aseguran que la educación bilingüe a temprana edad trae una serie de ventajas, entre ellas, que los niños van desarrollando habilidades intelectuales, mejoran su capacidad de razonamiento, la creatividad y su aprendizaje. Eso sí, advierten que la enseñanza de dos lenguas diferentes también exige el esfuerzo por parte de los padres en el hogar, quienes debe reforzar este segundo idioma practicando con libros, juegos, e incluso con películas.

 

 

 

 

Comentarios en Facebook
2018-09-06T13:01:53+00:00 Categories: Cultura y Vida Sana|