Beneficios de la actividad física en adultos mayores

Más de dos millones de personas son parte de este grupo etario de la población en Chile. El cual podría mejorar su salud mental y disminuir la cantidad de enfermedades crónicas, de la mano de diferentes ejercicios físicos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 150 minutos de actividad física por semana en los adultos mayores.

26.09.2022
Por José Gálvez

Hacer deporte y mantenerse activos es importante a lo largo de toda la vida. En el caso de los adultos mayores, los esfuerzos por evitar el contagio de enfermedades y el encierro provoca que muchos de ellos dejen de lado la actividad física.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y el Ministerio de Salud, en Chile viven más de 2 millones de personas mayores de 65 años. Mientras que la Comisión Económica para América Latina (Cepal) cifra en casi 3 millones y medio de adultos que superan la barrera de los 60 años. Precisamente en estos segmentos etarios, el Ministerio del Deporte reveló que existe solo un 29,1% de personas activas en los mayores de 60 años. Un 25,3% en los mayores de 70 años.

La consigna es revertir esto. Ya que las complicaciones que genera la inactividad física pueden ser varias. Entre ellas se encuentra la constante visita a médicos, exceso de medicamentos, disminución progresiva de las capacidades de desplazamiento. Incluso, hospitalizaciones en casos más complejos.

Beneficios de la actividad física

Por su parte, los beneficios son múltiples para quienes decidan mantener una vida activa en su vejez. Según expone el Instituto Nacional de Envejecimiento de los Estados Unidos:

  • Disminución del estrés y ansiedad, mejor estado de ánimo y menores pensamientos de depresión
  • Mejor dormir
  • Disminución o control del peso y control de presión arterial
  • Conservación y/o mejoramiento de la fuerza
  • Mejor equilibrio y reducción del riesgo de caídas
  • Control y prevención de enfermedades como: diabetes, osteoporosis, artritis, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 150 minutos de actividad física por semana en los adultos mayores. Los que se podrían realizar a través de caminatas, salidas en bicicleta, bailes, yoga o actividades al aire libre. Ante patologías médicas o enfermedades crónicas se debe consultar previamente con su médico y adaptar sus actividades a estas condiciones.

No dejar de moverse es fundamental para estar sanos y tener una mejor calidad de vida a medida que pasan los años. Disfrutando con distintas actividades que permitan conservar la movilidad y capacidades físicas de las personas.

Comentarios en Facebook