Bienes Nacionales renovó la concesión para la concreción del parque Quebrada Honda

La concesión consta de 8.000 m2 en Quebrada Honda, un valioso rincón natural y una de las principales arterias de drenaje de la ciudad, que se convertirán en un bosque urbano dentro del futuro parque. 

Por Catalina Billeke
01.10.2020

Este último tiempo, los humedales se han tomado la agenda pública y ciudadana. Hace unas semanas, el Ministerio de Medioambiente aprobó el reglamento de la Ley de Protección de Humedales Urbanos, tras un largo proceso de debate y construcción ciudadana de esta iniciativa que busca valorizar y proteger los espacios del agua en la ciudad, y así aportar en la generación de entornos más sostenibles y resilientes.

En este contexto la Secretaria Ministerial de Bienes Nacionales de la región de Los Lagos, como una forma de contribuir al desarrollo de ciudades socio-ambientalmente justas, renovó en cinco años la concesión entregada durante 2018 a Patagua -empresa B dedicada a la gestión integrada del agua. La concesión comprende los 8000 m2 de terreno fiscal en Quebrada Honda, uno de los últimos humedales urbanos de Puerto Varas.

El Seremi de Bienes Nacionales, Jorge Moreno explicó que “entregamos la renovación de la concesión que habíamos otorgado hacía dos años a Patagua, empresa B que desarrolló un modelo pinero e innovador muy necesario para Puerto Varas. Creemos firmemente entre la asociatividad entre los entes públicos y privados y creemos que es la forma de la mayor rentabilidad social a los inmuebles fiscales, tal como lo ha solicitado nuestro ministro Julio Isamit. Felicitamos el trabajo del equipo de Patagua quienes además han realizado esta iniciativa con y para la comunidad”.

Quebrada Parque es el futuro parque del agua y naturaleza urbana de Puerto Varas, que busca recuperar sus funcionalidades como eje de drenaje y corredor ecológico, y habilitar un espacio de encuentro y aula viva para los vecinos y vecinas de la comuna. Desde fines de 2017, el equipo del proyecto junto a la Ilustre Municipalidad de Puerto Varas, vienen trabajando en la articulación de actores, recuperación participativa de la quebrada, y apropiación social de este espacio para la recreación y educación ambiental. Además, durante todo el año 2019 se sostuvo un amplio proceso participativo que permitió dialogar con la comunidad para saber cómo sueña este parque urbano para Puerto Varas, y plasmar este sueño en el Plan Maestro del parque.

“Gracias a las alianzas con distintas organizaciones, como ha sido el caso con Bienes Nacionales, hemos dado pasos significativos para el proyecto. Los siguientes esfuerzos, en la medida que las condiciones sanitarias lo permitan, estarán puestos en la restauración ecológica de la ladera poniente, un espacio muy degradado que queremos transformar en un pulmón verde, en conjunto con la comunidad aledaña y actores clave de la iniciativa”, dice Camila Teutsch, Directora Ejecutiva de Patagua y del proyecto. Específicamente en los 8000 m2 entregados en concesión se trabajará en la restauración socio-ecológica y habilitación de un bosque urbano o ´de bolsillo´, un ecosistema urbano en el que se busca replicar a pequeña escala las dinámicas naturales y diversidad de los bosques nativos, para aportar con aspectos como limpieza del aire, captación de CO2, conectividad biológica, retención de aguas lluvias, belleza escénica y más.

 

 

 

Comentarios en Facebook