Día Mundial de la Leche

Fuente de calcio y proteína, la leche es un alimento de bajo consumo en la etapa adulta. Expertos en Nutrición y Dietética de la UC, promueven un mayor consumo de los derivados lácteos para cubrir los requerimientos nutricionales, incluyendo hasta 5 raciones de 200 ml en la dieta diaria.

Si bien todos conocemos los beneficios nutricionales de la leche en niños y jóvenes en etapa de crecimiento, pocos comprenden la necesidad de consumir calcio en la adultez. Loreto Rojas, nutricionista, Magíster en Nutrición Humana y docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Pontificia Universidad Católica de Chile, asegura que los adultos entre 19 y sobre 70 años, debiesen consumir 5 porciones de leche diarias (200 ml) o derivados, para cubrir sus requerimientos de calcio.

En el Día Mundial de la Leche, Chile rescata el valor de este alimento a lo largo de la vida, con énfasis en niños, embarazadas y mujeres en etapa de lactancia, así como también en adultos y mayores. En nuestro país, la leche se define como el producto de la ordeña completa e ininterrumpida de vacas sanas, bien alimentadas y en reposo, produciendo un producto de muy buena calidad.

La leche está compuesta por 85% de agua, 4-5% de lactosa, 3% de proteínas, 3-4% de grasas, 0.8% de minerales y 0.1% de vitaminas. Este noble alimento es considerado una de las mejores fuentes de proteínas, por su contenido de aminoácidos esenciales, digestibilidad y biodisponibilidad. Dentro de los minerales, destacan en orden decreciente, el contenido de calcio, fosforo, magnesio, zinc y selenio.

Por otro lado, las vitaminas presentes en la leche son las liposolubles, A, D y E y así como también algunas hidrosolubles como la tiamina (B1) y riboflavina (B2).

La nutricionista Loreto Rojas, explica que la porción de consumo recomendada para la población en general es de 200 – 250 ml de leche (1 taza). Sin embargo, dependiendo de las necesidades y hábitos alimentarios particulares de una persona, la porción de consumo puede alcanzar 300 ml (1 tazón o vaso grande). Desde el punto de vista nutricional, el número de porciones recomendadas de leche se determinan en base a las recomendaciones de calcio. Una porción de 200 ml aporta en promedio 200 mg de calcio, por lo que un adulto debiese consumir 5 porciones de leche para cubrir sus necesidades de calcio diario (1000 mg). En cambio, si se consumen porciones de 250 a 300 ml, el número de porciones disminuye a 4 o 3 porciones respectivamente.

En este sentido es recomendable ir a un nutricionista para que lo pueda guiar con respecto a su alimentación, respecto de cómo cubrir las necesidades de calcio con el consumo de productos lácteos.

En general, los beneficios del consumo de leche y sus derivados se relacionan principalmente a la salud ósea. Además, su contenido de proteínas ayuda a alcanzar las necesidades diarias de proteínas, así como también contribuye a la hidratación dado su alto porcentaje de agua.

Las porciones recomendadas pueden no solo incluir leche, sino que también productos derivados como el quesillo, queso fresco, queso, y yogur, entre otros. La siguiente tabla muestra el número de porciones recomendadas, según grupo etario y estado fisiológico.

Porciones recomendadas, según grupo etáreo y estado fisiológico:

Edad/ Etapa fisiológica Porciones* recomendadas
1 a 3 años 4 porciones
4-8 años 5 porciones
9-18 7 porciones
19-70 5 porciones
>70 6 porciones
Embarazo y lactancia 5 porciones

*Considerando porción de consumo 200ml de leche, 1 trozo de quesillo, ½ lámina de queso, 1 yogur de 175g.

Comentarios en Facebook
2018-06-01T12:25:08+00:00 Categories: Ciencia y Medio|