Entrevista con un perro de la calle

Pepe es un perro callejero que vive hace cinco años en el centro de Puerto Varas. Comenta que está pasado de peso porque las personas son muy generosas y él por educación no puede rechazar ni botar la comida. “Hay perros que no tienen qué comer”, dice.

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Puerto Varas?

Lo que más me gusta de vivir acá es que estoy rodeado de naturaleza. Además es una ciudad relativamente tranquila. Con mis amigos, que también viven en el centro, hacemos comunidad. Por su parte, los seres humanos son muy agradables; suelen alimentarnos y, como puedes ver, a veces demasiado.

¿Por qué vives en la calle?

Cuando era muy pequeño tuve un hogar, pero en la medida que fui creciendo la familia ya no tenía tiempo para mí. Un día, mis papás me dijeron que me llevarían de paseo, fuimos a un campo por Nueva Braunau, me bajé del vehículo, cerraron las puertas y se fueron. Me quedé meses esperando a que regresaran, pero eso nunca sucedió. Así es que me uní a una pandilla y nos vinimos hace cinco años a vivir al centro de Puerto Varas. En todo caso prefiero la libertad que se siente en la calle, aunque a veces sea difícil.

¿Qué es lo más difícil de vivir en la calle?

La calle es difícil porque a veces los seres humanos tienen días malos y algunos se descargan con nosotros. Lo bueno es que estamos bien organizados y nos ayudamos cuando estamos en peligro.

¿Te gustaría vivir con una familia de humanos, en un hogar?

Me gusta la libertad de la calle. Pero a veces veo familias que se aman caminando por el centro y las comienzo a seguir, por si me quieren llevar a su casa. Me gustaría tener una familia porque los perros llevamos miles de miles de años compartiendo con los humanos y nos necesitamos mutuamente. Por ahora tengo mi familia de calle, la pandilla Gordos del Centro.

¿Te han ofrecido vivir en un hogar?

Una vez la Agrupación Pro Animalista de Puerto Varas, dirigida por una gran amiga Virginia Camino, me trató de buscar una familia. Pero estoy muy gordo y viejo parece.

¿Cómo te las arreglas para sobrevivir en la calle?

Usualmente con mis amigos nos recostamos en el paradero de micros y colectivos porque allí las personas nos dejan comida, cartones y nos hacen compañía. Por las mañanas, después de desayunar tres veces, vamos a perseguir un rato a los autos. Luego nos bañamos en el lago, pero en la parte que no está tan contaminada; somos perros, no tontos. Después jugamos un rato en la plaza, y al anochecer me vengo aquí afuera del casino de juegos porque está más calentito.

Como Pepe son aproximadamente 20 los perros que habitan las calles del centro de Puerto Varas. Ellos se han organizado para poder sobrevivir. Carecen de un hogar pero agradecen, todos los días, la bondad de los humanos que los alimentan, entregan una caricia y una palabra de aliento.

Comentarios en Facebook
2020-10-09T17:04:55+00:00 Categories: Actualidad|