¿En qué está el juicio contra el alcalde Bahamonde por no pago del Fondo Común Municipal?

El Juzgado de Letras en lo Civil de Puerto Varas dictó una resolución que fija los puntos de prueba, entre los cuales destaca la eventual “culpabilidad de los demandados en su calidad de alcalde, director de administración y finanzas y tesorero municipal, respectivamente, en la existencia de la deuda aludida – más de $400 millones sin intereses-”. En tanto el abogado previo a que Bahamonde asumiera, Duberli Guerrero, indicó que la actuación del actual abogado de la municipalidad podría configurar el delito de prevaricación. 

En julio de 2016 el Concejo Municipal de Puerto Varas, en ese entonces encabezado por el ex alcalde Álvaro Berger, interpuso una demanda a nombre de la Municipalidad de Puerto Varas contra el actual alcalde Ramón Bahamonde, Sebastián Fernández ex director de administración y Robinson Carrión ex tesorero por perjuicio, en razón del supuesto no pago al aporte del Fondo Común Municipal proveniente de la recaudación de permisos de circulación, correspondiente a los meses de marzo 2008 por la suma de $226.199.465 y marzo de 2009 por la suma de $239.626.266.

Con fecha 4 de diciembre de 2019 el Juzgado de Letras en lo Civil de Puerto Varas dictó la resolución que fija diez puntos de prueba de la causa, entre los cuales destaca la eventual “culpabilidad de los demandados en su calidad de alcalde, director de administración y finanzas y tesorero municipal, respectivamente, en la existencia de la deuda aludida – más de $400 millones sin intereses – ” y “daño patrimonial ocasionado al actor – el municipio –  por el pago de multas e intereses en razón de la deuda aludida, su monto y nexo causal”.

Marcelo Brunet, abogado patrocinante en la causa por notable abandono de deberes contra del alcalde de Puerto Varas, sobre el estado de esta causa explicó “la resolución del Tribunal de diciembre de 2019 es un procedimiento tradicional dentro de los juicios ordinarios, que técnicamente se denomina recibir la causa de prueba. El Tribunal lo que hace, en la medida de existir hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos fija cuáles son los puntos de prueba respecto de los cuales las partes tienen que hacer probatorias, o sea las partes tienen que tratar de probar sus afirmaciones. Entonces hace una resolución de cerca de 10 puntos, en los cuales le pide a las distintas partes probar la veracidad de los hechos que son controvertidos, sobre los cuales no existe acuerdo”.

Según el abogado en este caso se produce una situación bastante paradojal ya que “el alcalde Bahamonde es el demandado principal, puesto que la demanda que presenta el municipio de la administración anterior, precisamente acusa al alcalde Bahamonde como responsable de no haber enterado los fondos del Fondo Común Municipal de forma debida. Entonces la administración anterior lo demanda a él personalmente con otros funcionarios y él mismo al asumir como alcalde toma determinadas tipo de acciones que en definitiva habrían privilegiado, a nuestro juicio, el interés personal del alcalde Bahamonde por sobre el interés comunitario de la comuna de Puerto Varas”.

Duberli Guerrero fue el abogado que en 2016 ganó la licitación para llevar adelante el caso, sin embargo, en enero de 2019 durante la administración del alcalde Ramón Bahamonde, se le informó que ya no seguiría en la causa y que la tomaría el abogado Rodrigo Flores. Diario Puerto Varas se puso en contacto con el abogado Flores para tener su parecer, pero él aludió que debía previamente reunirse con el alcalde, posteriormente no contestó nuestro llamado.

Sobre el trabajo realizado Duberli comentó “llegue hasta la discusión que era la réplica en la parte preliminar de mi demanda, – que era la demanda, la contestación y la réplica -. Cuando yo demandé ellos afirmaron acepciones diciendo que yo no podía representar al municipio porque el alcalde que fue a firmar al Tribunal no lo firmó en calidad de alcalde, sino que como persona natural”.

Así mismo el abogado aclaró que en enero de 2019 su colega Flores revocó su poder en la causa “y el abogado tenía un pequeño conflicto de interés. En junio, julio del año 2016 cuando pierde la candidatura a alcalde – Ramón Bahamonde – se impugna su candidatura, precisamente porque había un problema de $450 millones por el no pago del Fondo Común Municipal del año 2011 y 2012.  En esa causa aparece defendiendo al señor Bahamonde precisamente el colega Flores. Entonces después en el verano de 2019 aparece el colega demandando a su antiguo cliente y defendiendo a la municipalidad. Eso es un presunto delito administrativo y judicial que se llama prevaricación, es decir, defender y demandar a un mismo cliente donde hay un conflicto de interés claramente”.

Comentarios en Facebook