Excesos y excedentes ¿Sabe en qué se diferencian y cómo utilizarlos?

Los usuarios de ISAPRE y Fonasa pueden generar estas diferencias en dinero sin estar conscientes de ello. Para no perder estos saldos a favor, desde la plataforma Queplan.cl entregan consejos sobre cómo cobrarlos o utilizarlos.

Los excesos y excedentes son conceptos relacionados con una diferencia de dinero positiva en favor del afiliado a un sistema de salud público o privado. En el caso de quienes tienen un plan de isapre, es común que se den ambos fenómenos. Para los usuarios de Fonasa solo podrían tener excesos a favor.

Los excesos corresponden a la diferencia pagada por el cotizante a la Isapre por sobre la cotización pactada y por sobre la cotización legal (7%). En algunas ocasiones esta suma de dinero se origina al obtener remuneraciones extraordinarias (bonos o gratificaciones) o al tener rentas de dos o más empleadores.

A diferencia de los excedentes, los excesos deben ser devueltos de manera directa a los afiliados y no a través de prestaciones o beneficios. Si el afiliado tiene asociada una cuenta bancaria y presenta excesos, la isapre o Fonasa hará una transferencia de manera automática una vez al año”, explica Ryan Kerr, cofundador de la plataforma que compara planes de salud Queplan.cl.

Por otra parte, los excedentes se dan cuando un cotizante tiene un plan con un costo menor a su descuento legal para salud. Por ejemplo, si el 7% corresponde a 3UF y el plan contratado tiene un costo de 2,6 UF, se producirá mensualmente 0,4 UF en excedentes.

Al ser este dinero parte de la cotización obligatoria, los excedentes no pueden ser devueltos en forma directa. Por eso, pueden ser utilizados para fines médicos, o en farmacias donde el asegurador tenga convenio. De todas maneras, lo más recomendable es tener un plan ajustado al 7% legal, siendo conveniente reevaluar el plan de haberse dado una variación en la renta del cotizante”, afirma Matías Stager, del comparador Queplan.cl.

Quienes generen excedentes pueden usarlos, por ejemplo, para pagar cotizaciones en caso de cesantía, comprar un bono de atención médica o exámenes, financiar prestaciones de salud que no cubre el plan contratado o comprar medicamentos en farmacias asociadas.

Comentarios en Facebook
2018-10-04T23:54:49+00:00 Categories: Actualidad|