Graduación programa “Padre – Hijo en casa” de Niños Primero

Se trata de la primera generación de niños y familias de Puerto Varas que participaron del programa que se realizó íntegramente en sus domicilios.

La evidencia científica ha comprobado que vivir en condiciones de pobreza se asocia con diferencias en la anatomía de diversas zonas del cerebro y en el desarrollo cognitivo de niñas y niños, según los hallazgos de la neurocientífica estadounidense, Kimberly Noble.

“El apego y la estimulación temprana son esenciales para el correcto desarrollo cognitivo y socioemocional de los niños en sus primeros mil días de vida”, complementa la directora ejecutiva de Fundación Niños Primero, Anne Traub. El hecho de que los niñas y niñas tengan que enfrentar situaciones de estrés, generadas principalmente por un contexto de vulnerabilidad, “podría provocarles daños muy difíciles de reparar en el futuro y que limiten su desarrollo”, agrega.

Con la convicción de combatir esta realidad y disminuir las brechas educativas, la Fundación Niños Primero implementó en la región de Los Lagos el programa “Padre -Hijo en Casa”, basado en la metodología de la ONG estadounidense Parent Child Home Program, y que busca entregar a los niños y niñas igualdad de oportunidades y mejores herramientas para su futuro.

Tras un exitoso paso por el programa, la entidad graduó el pasado jueves 8 de agosto a la primera generación de beneficiados de la fundación en Puerto Varas, quienes participaron de un modelo de “home visiting”, que contempla visitas a la casa de los niños para que estos, junto a sus padres, desarrollen habilidades parentales, cognitivas y socioemocionales. “Estamos orgullosos de apoyar a las familias a fortalecer su rol como principal educador, y tenemos la satisfacción de egresar a los primeros 25 niños de Puerto Varas”, comenta Anne Traub.

Las familias beneficiadas destacan algunas de las enseñanzas que les dejó la iniciativa: “Gracias al programa de la Fundación Niños Primero me gané la cercanía con mi hijo. Yo era una mamá que no sabía estar con mi hijo, no sabía jugar ni compartir con él.  Gracias a esta iniciativa aprendí a entenderlo”, asegura Daniela Barría, madre de Agustín.

Por su parte, Kura Biotech, empresa partner en Puerto Varas, enfatiza sobre la importancia de apoyar a los niños y niñas: “Creemos que la infancia es uno de los pilares más decisivos en el desarrollo de la región y del país. Estamos agradecidos de ser parte de este proyecto, y esperamos seguir trabajando en la región”, afirma María José Núñez, Brand Manager de la compañía.

Actualmente, Fundación Niños Primero está presente en cinco comunas de la Región de Los Lagos -Puerto Varas, Cochamó, Frutillar, Puerto Montt y Llanquihue-, beneficiando a más de 160 niños y niñas que viven en contextos vulnerables, en circunstancias que esta región lidera las estadísticas de pobreza en preescolares del país, según Casen 2017.

Sobre Fundación Niños Primero

La primera fundación chilena orientada a disminuir las brechas educativas y brindar igualdad de oportunidades a niños y niñas de Chile, a través del fortalecimiento de la estimulación temprana, las habilidades cognitivas y el vínculo familiar durante la primera infancia. Entidad que trabaja con una solución innovadora, eficaz y con alto impacto social.

La estimulación temprana y el vínculo afectivo en la etapa inicial son herramientas fundamentales que marcan la diferencia y logran cambiar la realidad de niños y niñas del país, entregando una primera base de oportunidades que todo niño debe tener, porque invertir en primera infancia es transformar el futuro de Chile.

De esa forma, Fundación Niños Primero ha trabajado con más de 600 familias, provenientes de Cerro Navia, Renca, Lampa, Curacaví, Puerto Varas, Cochamó, Llanquihue, Frutillar, Puerto Montt, Placilla, Panquehue e Iquique, con un programa de visitas y trabajo in situ en el hogar de los niños, durante dos años, junto a sus padres y familiares directo.

 

Comentarios en Facebook
2019-08-12T18:08:30+00:00 Categories: Cultura y Vida Sana|