JUNJI y MMA firman convenio para extender educación ambiental a toda la red de jardines infantiles de Chile

Actualmente, en el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales, SNCAE, existen 1837 establecimientos certificados, de los cuales, 411 son jardines infantiles, lo que equivale al 21% del total. La expectativa es que el aumento de jardines certificados ambientalmente siga siendo exponencial.

El subsecretario del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), Felipe Riesco y la vicepresidenta de JUNJI, Adriana Gaete, firmaron un convenio de colaboración para la incorporación oficial de dicha institución en el Comité Nacional de Certificación Ambiental (CNCA) que coordina el SNCAE y motivar la inclusión de la educación y certificación ambiental a toda la red de jardines JUNJI de Chile según constató paginav.cl.

“El objetivo de este convenio de colaboración es que la educación ambiental esté presente en todos los jardines infantiles de nuestro país, queremos contribuir en formación de ciudadanos y ciudadanas del mañana como seres respetuosos del medioambiente, la naturaleza y su cultura” dijo la autoridad ambiental durante la actividad que se realizó en el Jardín Infantil Miguitas de Ternura de Conchalí.

Actualmente existen 1.837 establecimientos certificados en el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE) de los cuales 411 son jardines infantiles, lo que equivale al 21% del total y cerca de 1.000 educadores y técnicos de párvulos, de todo el país, han participado en actividades de capacitación ambiental, ya sea en talleres presenciales dictados por JUNJI y el Ministerio del Medio Ambiente, o a través de cursos on-line de educación ambiental para párvulos, ofrecidos por la Academia de Formación Ambiental Adriana Hoffman.

La autoridad de JUNJI recalcó la importancia de esta certificación desde el nivel de educación parvularia. “Los niños y niñas son sujetos de derechos y por tanto es deber entregarles educación ambiental y sensibilizarlos desde los primeros años de vida. A la vez, los párvulos son los principales motores de estos principios y trasmiten a sus familias los aprendizajes sobre el cuidado del planeta y el respeto a los recursos naturales”, explicó.

Comentarios en Facebook