La solidaridad en tiempos de Covid-19

Columna de Opinión 
Paola Villabanca 

“El miedo es un sentimiento que es inherente a los seres humanos. Está en nuestro ADN y nos permite reaccionar o ponernos en estado de alerta en situación de peligro, ya sean reales o imaginarias”, señala el sociólogo Gonzalo Reyes.

“Las compras compulsivas que genera el miedo en las personas, al ver las conductas de otros y que al darse cuenta que faltan cosas, tienden a replicar la misma conducta. Si mi familia lo compra, yo lo compro, porque es un bien necesario y eso me genera ansiedad en la medida que escaseo; siento más necesidad de tenerlo”, dijo.

– Hoy, el miedo ha aumentado. ¿Qué pasa con el comportamiento de la sociedad?

– Si bien es cierto que el miedo es un mecanismo de defensa, se puede mirar desde una perspectiva positiva, porque nos mantiene alerta y pendiente. A la vez, nos hace reaccionar frente a situaciones de peligro cuando es bien necesario, los seres humanos reaccionamos de buena forma. Con una conducta apropiada por ejemplo o una respuesta apropiada. Tomando todos los resguardos en el lavado y cuidado de las manos. Además, la conducta que debemos tener ante la tos, que son los dos aspectos más relevantes ante la prevención a la no propagación del virus y a los que no están infectados.

Tiene que ver con las conductas de compras de pánico que se han manifestado no solo en nuestro país y el mundo.

– ¿Qué ocurre con el miedo que nos genera sentir inseguridad e incertidumbre por el coronavirus al pasar precariedades o perder el trabajo?

– La principal certeza que tenemos desde el punto de vista de desde la salud y prevención, la mejor manera de prevenir el coronavirus es lavándonos las manos con jabón y haciendo uso adecuado de las mascarillas para aquellas personas que están con tos o infectadas. En ese contexto, claramente se resuelven muchos problemas, tienen que ver con el exceso de consumo o las conductas de las compras de pánico que hoy día podemos ver en todo el mundo.

– La primera acción tiene que ver con la precaución y contención de esta pandemia. En ese sentido la situación de la emergencia busca en primera instancia es contener, detener y minimizar los riesgos de contagios a más personas; por ende es la primera acción.

Así como en el tema económico, claramente va haber un impacto y en ese sentido, sumo que tanto el Estado como el mundo privado van a estar a la altura para dar las garantías y hacer todas las acciones necesarias para que la economía se vea afectada de la menor forma posible y por supuesto que el trabajo con las condiciones laborales en nuestro país se mantengan.

– ¿Cómo se puede despertar solidaridad en estos tiempo de pandemia?

– Como País, Chile es solidario, tenemos historias, más que suficiente que dan cuenta de grandes catástrofes de las cuales nos hemos sabido levantar y hemos aprendido estrechar la mano entre los chilenos. Así como grandes obras y acciones altruistas que tienen que ver con las personas minusválidas o discapacidad; y en ese contexto como sociedad tenemos muchos ejemplos de aquello.

En ese sentido, quiero relevar dos aspectos y transmitirlos a la comunidad. Lo primero es dar todas las facilidades a las personas que están en riesgo,  manifestando síntomas o infectadas con coronavirus y no caer en el estigma o conducta agresiva; sino que actuar con racionalidad y los resguardos necesarios. Pero facilitando todo para que las personas puedan ser atendidas oportunamente o en otros casos puedan acceder al servicio que para ello son necesarios.

Lo segundo tienen que ver con las compras de pánico, que en definitiva lo que hacen es contribuir a generar escases, a elevar los precios y además, aspecto más negativo es que las personas que realmente necesiten determinados bienes o servicios no lo consigan, por un tema de acumulación excesiva de estos productos.

Siempre hay que tener en cuenta las necesidades de los demás y en ese sentido creo que uno mismo debe resguardarse con todo aquello que se necesite, y evitar la necesidad de acumular, que en definitiva afecta a nuestro vecino o a nuestro colega o aquellas personas que en determinadas situaciones requieran de algún producto. El llamado es a la solidaridad.

 

 

Comentarios en Facebook
2020-05-20T20:27:07+00:00 Categories: Columnas de Opinión|