Lago Tahoe: ejemplo de protección y restauración ambiental

Famoso en el mundo por su transparencia, lago Tahoe es un ejemplo exitoso de protección y restauración ambiental, gracias a la colaboración existente entre todos los actores de los sectores público y privado.

El cuidado de las cuencas es relevante para los ciudadanos de Chile y el mundo, más aún, en un contexto de cambio climático y escasez hídrica. En el sur de nuestro país los problemas ambientales de los lagos Villarica, Panguipulli y Llanquihue, por mencionar algunos, han encendido las alarmas entre diversas organizaciones ciudadanas, ambientales, científicas y en las autoridades.

Un ejemplo a nivel mundial de planificación, desarrollo amigable con el medio ambiente, participación ciudadana y gobierno saludable es la del lago Tahoe, ubicado entre los estados de Nevada y California, en los Estados Unidos de América. Famoso por su asombrosa transparencia, es un tesoro único del paisaje y el segundo lago más profundo de su país. Habitan aproximadamente 55 mil residentes y circulan cerca de 24 millones de personas al año.

La protección y restauración ambiental del Tahoe se inició hace más de cien años, cuando un grupo de ambientalistas expresó su preocupación al gobierno por el crecimiento inmobiliario sin regulación, la ganadería y la explotación forestal. Su propuesta entonces, fue convertirlo en Parque Nacional, pero esta idea no tuvo apoyo en Washington DC, debido a que gran parte de la tierra al rededor de la cuenca ya era de propiedad privada.

Muchos pensaron que era demasiado tarde para preservar el lago Tahoe”, comentó Devin Middlebrook, Coordinador del Programa de Sostenibilidad de la Agencia de Planificación Regional de Tahoe, uno de los exponentes que visitaron Panquipulli el año pasado.

El debate llegó a su clímax a finales de 1960 después de dos décadas de rápido crecimiento. Los planes exigían una ciudad del tamaño de San Francisco en la cuenca del Tahoe, con autopistas que rodeaban el lago. La indignación provocó la acción, los gobernadores y legisladores en California y Nevada aprobaron un pacto biestatal que creara una agencia de planificación regional para supervisar el desarrollo de la cuenca” explicó Middlebrook.

En 1969, el Congreso de los Estados Unidos ratificó el acuerdo y creó la Agencia de Planificación Regional de Tahoe. Hoy en día, todos los actores involucrados: públicos, privados, ONG’s, pueblos originarios y otros grupos, se sientan en una sola mesa. La Agencia Regional de Planificación actúa como el organismo que articula, controla y fiscaliza que los procesos se ejecuten conforme a lo acordado por todos, en procesos participativos.

En estos 60 años que llevan de experiencia, han pasado por distintas etapas, hasta una en que los estados involucrados, dado el desorden existente en los desarrollos inmobiliarios, prohibieron todo tipo de construcciones ¿Se imaginan eso en el Llanquihue?

Una de las acciones clave fue la creación de la Liga de Defensores para Salvar el Lago Tahoe: Keep Tahoe Blue, organización privada sin fines de lucro en defensa del medio ambiente que surgió en 1957. Desde entonces, la Liga ha estado monitoreando planes de desarrollo y recreación, trabajando con legisladores locales, estatales y federales para tomar medidas para salvar el lago. Por ejemplo, en 1998, encabezó el esfuerzo para lanzar el programa de mejoramiento ambiental, que ha aprovechado más de mil millones en fondos públicos y privados para proteger y restaurar el Lago Tahoe.

El foco de esta Liga ha sido consistente durante todos sus años de existencia: instar a los encargados de formular políticas para hacer lo que es mejor para el lago en el largo plazo. Los persuaden para que protejan el interés de los ciudadanos por un lago prístino, en lugar de ceder a intereses políticos, económicos o privados de corto plazo.

Los éxitos de la Liga y su organización hermana en San Francisco, Save the Bay, han sido instrumentales para salvar los lagos, bahías y playas del planeta:“Su influencia en la política nacional del agua pronto se convirtió en un ámbito verdaderamente internacional, desencadenando un tsunami mundial de legislación de conservación del agua en todo el mundo” presentó Devin Middlebrook, Coordinador del Programa de Sostenibilidad de la Agencia de Planificación Regional de Tahoe

Si bien la Liga comenzó como un pequeño movimiento de ciudadanos preocupados, la organización creció rápidamente para convertirse en la voz más influyente para protección medioambiental en el Tahoe. Hoy, tiene incidencia relevante en temas como la planificación del territorio que rodea la cuenca. Participa activamente en el desarrollo de los Planos Reguladores de las ciudades del Tahoe, vigilando que se cumplan con los estudios y estándares necesarios para proteger el lago.

Un ejemplo de lo anterior es el estricto monitoreo de la participación ciudadana en los Planes Reguladores. La Liga no da su apoyo a ningún Plan Regulador si los miembros de la comunidad no están totalmente de acuerdo con el proyecto. Si los vecinos tienen alguna preocupación legítima sobre un tema, problema o desarrollo potencial, Keep Tahoe Blue se asegura de representar a la gente para que sus voces sean escuchadas.

Keep Tahoe Blue hoy acoge una serie de proyectos para aumentar el conocimiento local sobre la cuenca, ayudar a mantener las aguas cristalinas del Tahoe, y mantener la abundancia de especies nativas. Con miles de miembros activos y voluntarios, la mayoría proveniente de las comunidades residentes. Keep Tahoe Blue cuenta con diversos programas de voluntariado, los que son una tremenda oportunidad para que los miembros de la comunidad colaboren en forma comprometida a preservar su lago y se vinculen emocionalmente con el presente y futuro del cuidado de la cuenca.

Programas de voluntariado

Eyes on the Lake, los ojos sobre el lago: voluntarios reportan cualquier especie invasora no nativa avistada en las aguas del lago. Pipe Keeprs o Encargados de las Tuberías: ayudan a monitorear los niveles de contaminación en el agua que salen por los aliviaderos de tormenta que rodean la cuenca del Tahoe. Días de Monitoreo de Ríos y Lagos: toman muestras de aguas y verifican visualmente el estado de los cuerpos de agua.

Así mismo, Jornadas de Limpieza de Playas y cuidado del Bosque: esfuerzos colectivos de restauración prácticos para proteger bosques, prados, humedales y arroyos del Tahoe, y Cuidadores de los Aliviaderos de Aguas Lluvia, los que vigilan y toman muestras posteriores a cada tormenta para verificar los posibles contaminantes que están llegando al lago. Además, la Liga trabaja con otras ciudades y comunidades cercanas interesadas para inculcar estándares medioambientales dentro de las comunidades circundantes al Lago.

Keep Tahoe Blue es una organización que tiene como eje central las soluciones, aboga por crear y aplicar normas de protección ambiental respaldadas por la ciencia y el monitoréo contínuo. Impulsa y promueve el compromiso comunitario dedicado y una línea de pensamiento de trabajo colaborativo para conservar el lago Tahoe transparente y limpio. Un ejemplo para nosotros los habitantes del lago Llanquihue. Posible de replicar cuando todos trabajamos y colaboramos para lograr un mismo objetivo, como lo es restaurar y proteger el Llanquihue.

#SalvemosElLago #ProyectaPuertoVaras #KeepLlanquihueBlue #LagosLimpios

Comentarios en Facebook
2019-02-26T21:00:30+00:00 Categories: Ciencia y Medio|