Las claves de la crianza positiva

Disciplina asertiva y expectativas realistas son alguna de las claves que la psicóloga de la Universidad de Chile, Paula Legüe, entregará a los padres y apoderados del Colegio Pumahue de Puerto Montt, en un ciclo de charlas sobre esta corriente que cada vez gana más seguidores.

Un ciclo de tres charlas sobre crianza positiva, en las que se entregarán estrategias concretas para ayudar a los padres en la formación de sus hijos, ofrecerá el Colegio Pumahue de Puerto Montt a los padres y apoderados del establecimiento durante este segundo semestre. Las ponencias serán dictadas por la psicóloga de la Universidad de Chile, y especialista en parentalidad positiva, Paula Legüe, quien además es facilitadora del Positive Parenting Program de la Universidad de Queensland, Australia, donde se creó esta disciplina hace 35 años.

Realizar este ciclo de charlas fue iniciativa del centro de padres (Campur) del establecimiento y obtuvo el apoyo de la rectoría: “Como colegio debemos ir generando una cultura de aprendizaje constante, ya que nuestros alumnos están desafiados a contextos cada vez más cambiantes. Y con los padres también tenemos que co – formarnos”, asegura el rector Juan Pablo Varas. En ese contexto, agrega que “todos los estudios en educación indican que la formación y educación a edad temprana son claves para generar aprendizajes perdurables en los niños. Es por eso que es de primera importancia también que los padres de niños párvulos participen para fortalecer los aprendizajes, y reforzarlos de manera conjunta en la casa y en el colegio”, sostiene.

La primera exposición, denominada “Parentalidad Positiva”, se llevará  a cabo el sábado 31 de agosto; la segunda “Criar Niños Resilientes”, el 28 de septiembre; y la última “Criar Niños Seguros y Capaces”, el 26 de octubre, todas de 10:00 a 12:00 horas en el auditorio del colegio.

Según explica la sicóloga Legüe, el fin de la llamada crianza positiva es entregar a los padres nuevas herramientas y habilidades para formar niños más felices y seguros de sí mismos. Para lograr esta meta la profesional entrega las cinco acciones clave en que se basa esta disciplina:

  • Crear un ambiente seguro e interesante que les permita a los niños explorar y desarrollar sus habilidades.
  • Proporcionar un ambiente positivo para el aprendizaje, estando disponibles con tiempo de calidad para los hijos y estimulándolos para aprender.
  • Utilizar disciplina asertiva, relacionada con establecer reglas y límites desde un lugar de calma y de forma predecible y consistente.
  • Expectativas realistas, tanto en relación a sí mismos como hacia los hijos.
  • Cuidar de sí mismos como papá y mamá, tener tiempo para atender sus propias necesidades como adulto.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) el Programa de Parentalidad Positiva (Triple P) es uno de los más efectivos del mundo para la crianza de niños y niñas, ubicándolo como el número uno en importancia. Lugar destacado, especialmente, por la gran cantidad de estudios y evidencia científica, constante y rigurosa, que avalan sus buenos resultados. Es por ello, que ya se aplica en 25 países y ha sido traducido a 21 idiomas.

El éxito del Triple P, según señala Paula Legüe, se basa tanto en los conocimientos de la sicología infantil y de las buenas prácticas como también en pruebas empíricas de evidencia científica. Además, es un programa que puede ser evaluado y perfeccionado constantemente, que se puede implementar a mayor escala para tener un impacto a nivel de población y que es apto para la situación de cada familia en particular.

 

Comentarios en Facebook
2019-08-28T16:08:35+00:00 Categories: Cultura y Vida Sana|