Los padres son la primera fuente confiable de noticias para sus hijos

Especialista internacional de la Red Cognita aconseja sobre el manejo de la información acerca del coronavirus en los menores de edad. Ni evitar el tema, que puede causar ansiedad, ni entregar contenidos de más. La clave está en filtrar los mensajes para asegurarse que los niños los reciban en forma objetiva y adecuada a su edad.

Los países europeos van un poco más avanzados que los de América Latina respecto de cómo abordar, desde todos los ámbitos, el contagio mundial por coronavirus, precisamente porque allá los casos se presentaron antes. Es por ello que sus especialistas en distintas materias se están preocupando de traspasar esta experiencia a los países donde el contagio recién comienza, como es el caso de Chile.

Beth Kerr es directora global de Bienestar de Cognita Schools, en Gran Bretaña, red internacional de educación que en nuestro país está presente principalmente a través de los colegios Pumahue y Manquecura. Según relata, una encuesta realizada a los alumnos ingleses de la red reveló que el 80% de quienes tienen entre 6 y 15 años están preocupados por el coronavirus, siendo los 12 años la edad que mostró mayor inquietud por el tema, con un porcentaje del 95%. Además, un 55% de los niños de 10 años mostró preocupación por lo que puede pasar con sus abuelos y adultos mayores de la familia.

Es por ello que Kerr advierte que la contención de los padres es vital en estas horas de incertidumbre mundial, pues se trata de una situación inédita que genera mucha ansiedad y preocupación en los niños y adolescentes.

De acuerdo a su experiencia en el manejo de la pandemia, entrega recomendaciones a los padres chilenos en relación al manejo de la información y al ambiente más adecuado para sobrellevar esta situación en los hogares, tomando en cuenta que en la mayoría de los países se viven cuarentenas, obligatorias o voluntarias, que obligan a los niños a permanecer en casa.

“En primer lugar, no hay que evitar hablar sobre el coronavirus, ni pretender que no ocurre. Incluso los niños más pequeños habrán escuchado sobre el tema, así que evitarlo puede causar una ansiedad innecesaria. Lo mejor es apoyar y reforzar la orientación y consejos que su colegio o escuela ha emitido”, sostiene.

La especialista agrega que en ningún caso hay que desoír las preocupaciones de los niños, aún si son poco realistas. “Hay que guiarlos y enseñarles las medidas que hay que adoptar para mantenerse seguros. Hay que tener en cuenta, además, que su preocupación podría estar relacionada con sus abuelos o parientes de mayor edad. Es importante asegurarles que ellos también están haciendo todo lo necesario para permanecer seguros y a salvo”.

Kerr aconseja a los padres hacer lo posible para manejar su propia ansiedad. “Tenga en cuenta lo que dice y hace frente a sus hijos: si comienza a acumular cosas en su despensa esto podría contradecir los mensajes tranquilizadores que está tratando de darles”, indica.

La especialista entrega a los padres los siguientes consejos para el manejo de los niños en casa:

  • No evite hablar sobre el coronavirus ni pretenda que no ocurre
  • Sea la fuente confiable de noticias para su hijo, y filtre la información para asegurarse que sea objetiva y adecuada a su edad.
  • Dé seguridad. Es bueno que los niños escuchen que la gripe común es más habitual que el coronavirus, que los niños son menos susceptibles y que lavarse las manos es una forma muy efectiva de reducir su propagación.
  • Maneje su propia ansiedad. Si usted mismo está preocupado, su hijo probablemente se dará cuenta.
  • Intente mantener el sentido de normalidad infantil para ellos. Los niños son fácilmente absorbidos por las cosas que disfrutan. No hay razón para dejar de hacer estas cosas, ofrecerán una distracción saludable a sus preocupaciones.
  • Concéntrese en el aquí y el ahora. Acepte que está bien decir “no sé”. Las preguntas del tipo “Qué pasa si…” sobre el futuro no son útiles. No solo porque no se conocen las respuestas, sino porque, especialmente para los niños más pequeños, el futuro es un concepto abstracto.
  • Guíe a su hijo mayor hacia fuentes de información acreditadas. Si su adolescente está en las redes sociales haga hincapié en la importancia de escuchar a los medios de comunicación confiables, y no quedar atrapado en historias sensacionalistas que rara vez se basan en evidencia experta.
  • Filtre la cantidad de noticias que sus hijos ven para ayudar a reducir la ansiedad que puedan tener. Por ejemplo, apague la radio o la televisión y hable de otros temas.
  • Y por sobre todo, continúe hablando con ellos. Dígale a su hijo que seguirá manteniéndolo actualizado cuando sepa más, pero que por el momento debe continuar con su vida cotidiana (dentro de lo posible), y contando con su apoyo.
Comentarios en Facebook
2020-03-24T20:05:28+00:00 Categories: Actualidad|