El 83% de las parejas del mismo sexo quiere unirse en matrimonio

Un sondeo nacional a parejas del mismo sexo revela que el 92% de los convivientes civiles anulará dicho vínculo para casarse una vez que se apruebe y publique la Ley de Matrimonio Igualitario en el Diario Oficial de Chile. En total 1.878 parejas contestaron la encuesta, de las cuales el 85% ha sufrido discriminación debido a la prohibición del matrimonio igualitario. El 87% señala que su calidad de vida y la de sus hijos mejorará tras aprobarse la ley y para el 77% uno de los principales fines del matrimonio es dar estabilidad a los hijos en caso de tenerlos. Un 85% ha vivido situaciones de discriminación como el no ser reconocidos como familia ante el Estado y sociedad, nulo acceso a prestaciones o servicios sociales, imposibilidad de regular bienes, negación de cargas familiares, dificultad para trámites de salud o educación y negación de los derechos laborales, entre otros. 

 

29.11.2021
Por Constanza Hitschfeld

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lanzó los resultados de la encuesta nacional “Las parejas del mismo sexo frente al matrimonio igualitario” que contó con una muestra de 1.861 personas de todas las regiones del país. El sondeo arrojó que el 83% de las parejas tiene pensado unirse en matrimonio una vez que se apruebe la Ley de Matrimonio Igualitario, mientras que el 92% de los convivientes civiles – por unión civil- anulará dicho vínculo para casarse.

Para el 82% de las parejas el mismo sexo la aprobación del matrimonio igualitario en Chile será un “hecho histórico”. Sin embargo, el 83% aclara que no aceptará una ley que no contemple la adopción o filiación homoparental y el 98% considera que el proyecto debe reconocer derechos filiativos en igualdad de condiciones a todas las  parejas gays y lésbicas que se sometan a técnicas de reproducción humana asistida

El 85% de las parejas del mismo sexo reportó que ha sufrido discriminación en diversos espacios y lugares debido a la prohibición del matrimonio igualitario, por lo cual el 87% estima que el  principal efecto que tendrá la aprobación de esa ley será “la mejoría en la calidad de vida de las parejas del mismo sexo y de  sus hijos”. Para el 77% uno de los principales fines del matrimonio es  “dar estabilidad a los hijos en caso de tenerlos”. Esto muy en sintonía con el hecho de que el 17% de las parejas encuestadas declaró tener hijos.

En tanto, para el 75% el principal fin es “ayudarse mutuamente como pareja”. Destaca además que para 92% de las parejas la aprobación del matrimonio igualitario ha demorado de “manera injustificada” en Chile, siendo los responsables de esto “todos los poderes del Estado” (58%), “todas las religiones”, (63%) y “todas las corrientes políticas-ideológicas” (40%).

Origen de la ley 

En el lanzamiento de la encuesta participaron Ramón Gómez y Gonzalo Velásquez, quienes entregaron al Gobierno y Senado una lista de 20 mil firmas aprobando el matrimonio igualitario. Ellos son el primer vínculo que en Chile judicializó en 2009 la lucha por la igualdad legal de las parejas del mismo sexo. La pareja demandó al Estado de Chile por la prohibición del matrimonio igualitario ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). A raíz de estos y otros casos, CIDH, Estado y Movilh firmaron un Acuerdo de Solución Amistosa que derivó en el proyecto de ley que hoy se tramita en el Senado y que está a punto de aprobarse.

Parejas del mismo sexo e hijos

En relación a su situación de pareja, el 45% convive; el 38%, pololea y el 17%, es conviviente civil. El 84% no tiene hijos y el 17% sí. De estos, el 11% de los hijos viven con una pareja del mismo sexo; el 3% “con otras personas” y el 2% solo con una madre o un padre biológico y el 1% “solo con la otra pareja del mismo sexo”

El 32% de las parejas del mismo sexo no tiene hijos ni tampoco ha planeado tenerlos. El 17% sí los tiene.  En tanto, el 45% de las parejas ha planeado tener nuevamente o primera vez hijos mediante fertilización asistida; el 41% por adopción y el 5% a través de coito heterosexual con otra persona.

Matrimonio y unión civil

El 83% tiene proyectado unirse en matrimonio una vez que se apruebe la ley y el 13%, no. En tanto, solo el 4% prefiere la unión civil. Más aún del total de convivientes civiles, el 92% señala que anulará el vínculo para unirse en matrimonio cuando sea ley versus el 8% que permanecerá con el AUC. El 82% señala que conoce las diferencias entre el matrimonio igualitario y la unión civil, el 11% dice que “no” y el 7% “no sabe”. Además,  el 87% considera que si “tuviera que elegir una vía para regular su relación de pareja” optaría por el matrimonio; estando mucho más abajo la unión civil (7%). El 1% indica “otro” y el 5% “no sabe”.

Valoración y fines del matrimonio

El 91% de las personas señala que el matrimonio igualitario tiene “mucha importancia” y el 8%, “poca importancia” y el 2% “ninguna importancia”. Además, el 96% cree que el matrimonio igualitario tiene “mucha importancia para las parejas del mismo sexo en Chile”, el 4%, “poca importancia” y el 1%, “ninguna”. En concordancia, para el 81% de las parejas la aprobación del matrimonio igualitario será un “hecho histórico”; para el 18% “relevante” y para el 1% “irrelevante”.

Para el 77% de las parejas del mismo sexo el fin del matrimonio es “dar estabilidad a los hijos en caso de tenerlos”; para el 75% “ayudarse mutuamente como pareja”; para el 47% “vivir juntos para toda la vida”; para el 41% “criar hijos” y para el 39% “vivir juntos por el tiempo que dure”, mientras el 1% “no sabe” y un 42% señaló “otros”. Como resultado, el 83% no aceptaría una ley de matrimonio que no contemple la adopción y filiación homoparental; el 10%, sí y un 7% “no sabe”.

El 98% estima que “la ley de matrimonio igualitario debería garantizar la filiación” a las parejas lésbicas o gays que se sometan a técnicas de reproducción humana asistida, el 1% considera que solo debería contemplarse para parejas lesbianas y el 1% para ninguna pareja.

Matrimonio v/s discriminación 

Solo el 16% señala que no ha experimentado ningún tipo de discriminación debido a la prohibición del matrimonio igualitario versus un 85% que ha vivido diversos problemas.

En efecto, el 61% ha sufrido como efecto de la prohibición del matrimonio igualitario la “imposibilidad ser reconocido como familia en organismos públicos o privados”, seguido por la “discriminación sociocultural” (55%),  el “nulo acceso a prestaciones o servicios sociales” (46%), la “imposibilidad de regular bienes” (45%), la “negación de cargas familiares “(41%), la “dificultad para trámites en el campo de la salud o la educación” (38%), la “imposibilidad de que nuestro hijo sea representado o ayudado por cualquiera de nosotros” (24%) y la “negación de derechos laborales (21%). El 20% dice que ha tenido “otros problemas de discriminación” y solo el 16% “ninguno”.

La principal razón por lo cual se debe luchar por el matrimonio igualitario es para el 90% la necesidad de “hacer efectiva la igualdad legal y derribar la discriminación”, seguida por “el reconocimiento social y estatal de las familias homoparentales” (88%) y “para entregar estabilidad a los hijos (72,1%). El 11 señala “otros” y el 1% “no sabe”.

Con todo, para el 87% de las personas que integran parejas del mismo sexo el principal efecto que tendrá la aprobación del matrimonio igualitario será “la mejoría en la calidad de vida de las parejas del mismo sexo y sus hijos”, “el término de la desigualdad legal basada en la orientación sexual” (84%) y la “merma en los índices de discriminación contra las personas LGBTIQA+” (72%). El 10% señala “otros” y el 1%, “ninguno”.

Evaluaciones sociopolíticas y matrimonio

Para el 92% de las personas que integran parejas del mismo sexo la aprobación del matrimonio igualitario “se ha demorado de manera injustificada” y para el 3% de forma justificada, mientras para el 5% “ha avanzado de acuerdo a los tiempos”. Frente a la consulta “¿qué opinión te merece que la ex presidenta Michelle Bachelet elaborará el proyecto de ley de matrimonio igualitario y lo enviara al Congreso Nacional?”, el 61% responde “muy bien”; el 22% “bien”, el 15% “ni bien, ni mal”, el 1% “muy mal” y el 1% “mal”. En tanto, al 57% califica de “muy bien” que el Presidente Sebastián Piñera diera suma urgencia a la tramitación matrimonio igualitario; el 25%, bien; el 15%, “ni bien, ni mal”, el 2% “mal” y el 2% “muy mal”.

Para el 58% todos los poderes del Estado han sido responsables de que Chile aún no cuente con matrimonio igualitario y para el 26% solo el Congreso Nacional seguido por el gobierno (11%), “los tribunales de justicia” (1%), no sé (5%) y, ninguno 0.4%. Para el 52% la principal corriente ideológica responsable de que Chile aún no cuente con matrimonio igualitario es la derecha (52%, seguida por “todas” (40%); no sé (6%), ninguna (1%), la izquierda (1%) y el centro (0.2%. En tanto, el 63% califica a “todas las religiones” como las responsables de que Chile aún no cuente con matrimonio igualitario, seguida por solo la católica (22%), solo la evangélica (12%), “no sé” (2%) y “ninguna” (2%).

Características generales

La encuesta fue aplicada entre el 18 de octubre y el 26 de noviembre a 1.878 personas con parejas del mismo sexo de todas las regiones el país. En cuanto a su sexo, orientación sexual e identidad de género, el 62% es mujer; el 35%, hombre y el 3% “no binario”. Además, el 46% se declara lesbiana; el 33%, gay; el 13%, bisexual; el 6% pansexual; el 2% heterosexual y trans y el 0.3%, asexual.  Del total el 98% es cisgénero y el 2% trans. El 40% de los encuestados tiene entre 30 y 39 años, seguido por 20 y 25 años (25%); 20 y 24 años (17%); 40 y 49 años (10%); 15 y 19 años (6%); 50 y 59 años (2%) y más de 60 años (0.4%).

El 4% de los encuestados es de Los Lagos

El 92% es de nacionalidad chilena; el 5%, venezolana; el 1%, colombiana; el 0.5%, argentina; el 0.2%, brasileña; el 0.2%, boliviana y el 0.6%, “otras”. El 55% vive en la Región Metropolitana; el 11% en Valparaíso; el 6% en Biobío; el 5% de O´Higgins; el 4% en Los Lagos; el 4% en La Araucanía; el 3% en Antofagasta; el 3% en Coquimbo; el 3% en Maule; el 2% en Los Ríos; el 1% en Tarapacá; el 1% en Magallanes; el 1% de Ñuble; el 1% en Atacama; el 1% en Arica y el 0,4% en Aysén.

Descargar aquí encuesta completa
Comentarios en Facebook