Denuncian presunta explotación sexual infantil en Puerto Varas

Niños, niñas y adolescentes, junto a padres adoptivos, denunciaron que habría violaciones sistemáticas a sus derechos humanos al interior de hogares de menores en Puerto Varas. Estos son organismos colaboradores de Mejor Niñez, antiguo Servicio Nacional de Menores (Sename), que comenzó a operar desde el primero de octubre 2021. Desgarradores testimonios revelaron presuntas situaciones de violencia psicológica y física, abusos, violaciones y explotación sexual infantil. Incumpliendo el deber del Estado y de la comunidad puertovarina de proteger y promover los derechos de los niños vulnerados en los mismos. El viernes 15 de octubre del año pasado, adolescentes se manifestaron con carteles en la entrada de las Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas, pidiendo: ¡Ayuda! Tras esto los menores de edad recibieron promesas. Pero hasta la fecha no se han cumplido.  

Capítulo I

18.02.2022
Por Constanza Hitschfeld

La República de Chile ratificó la Convención Sobre los Derechos del Niño de 1990, que en su artículo 19 establece que “los Estados adoptarán todas las medidas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual”, condenando la explotación sexual infantil.

Subvención

En la región de Los Lagos viven unos 5.645 niños, niñas y adolescentes en residencias administradas por organismos colaboradores del Estado, de los cuales 154 se encuentran en cuidados alternativos en Puerto Varas. En esta comuna los organismos colaboradores son dos “Aldeas Infantiles SOS Puerto Varas” y “Fundación Hogares de Menores Verbo Divino”, los que, según Paulina Concha, directora regional de Mejor Niñez, reciben por niño una subvención mensual que oscila entre $1.100.000 y $1.300.000, “dependiendo de los programas adosados que se contemplen”.

La primera organización cuenta con 12 casas en la entrada sur de Puerto Varas, de las cuales solo utilizan seis, manteniendo a los menores separados por sexos desde la llegada del ex Sename. Por su parte el Verbo Divino mantiene el “Hogar de Menores Madre Paulina”, “Hogar San Arnoldo” y “Residencia de Menores Reloncaví”. Esta última fue noticia nacional en 2018 cuando una mujer desde la calle registró en video a un niño llorando desgarradoramente mientras funcionarios lo intentaban bañar.

90% de los niños vulnerados gravemente

El Servicio Nacional de Menores (Sename) fue traspasado del Ministerio de Justicia al Ministerio de Desarrollo Social. Mejor Niñez se llama el nuevo servicio que lo remplaza y que comenzó a operar desde el primero de octubre de 2021. Este tiene el deber de estimular, orientar, supervisar y fiscalizar, técnica y financieramente, la labor que desarrollan las fundaciones a cargo de los pequeños vulnerados en sus derechos humanos.

El 90% de los niños bajo el alero del hoy Mejor Niñez habría sufrido vulneraciones graves a sus derechos según el informe “Análisis del funcionamiento residencial en centros dependientes del Sename” de la Policía de Investigaciones (PDI) de 2018. El documento fue solicitado por Marcos Emilfork, ex fiscal de la región de Los Lagos, y publicado por Ciperchile.

La investigación determinó que en Puerto Varas en esos años se denunciaron 32 situaciones de vulneraciones, de las cuales 18 fueron eventualmente efectuadas y siete por abusos sexuales. Algunas cometidas durante presunta explotación sexual infantil según declaraciones de menores, padres adoptivos y funcionarios recibidas por Diario Puerto Varas.

Presunta explotación sexual infantil SOS 

“¡Son las más chicas po! Son como las que tienen trece para abajo po o de doce. Ellos le hacen que van a salir, por ejemplo, a médico o a comprar. La realidad no es así po. ¡Pasaba que las violaban! Las llevaban a otra persona. Las llevaban a Puerto Montt. Era un edificio donde les decían que era un hospital no más po. ¡Y no era así! Ahí les decían lo que tenían que hacer, si no las amenazaban que se iban a otra residencia. ¡Yo sé que las violaban!”, denunció presunta explotación sexual infantil un menor que llamaremos Ariel.

El adolescente vivió en las Aldeas Infantiles SOS de Puerto Varas durante varios meses. Al poco tiempo de su llegada compañeros le dijeron que debía cuidarse principalmente de las visitas al médico. Le recomendaron que se escape una hora antes: “Para que nadie me pille po”. Reveló que estos delitos se habrían cometido “más o menos” una vez al mes. “Llegaban y les decían que tenían que ir a médico y finalmente no las llevaban a médico”, enfatizó Ariel.

Este desgarrador testimonio, que narra una supuesta explotación sexual infantil, es una de las razones por las cuales los menores decidieron pedir ayuda a los puertovarinos. El viernes 15 de octubre de 2021, vistiendo solo polerones bajo la lluvia y mojados como pitios colgaron carteles en la entrada de la aldea ubicada en la salida sur de Puerto Varas. Automovilistas atrapados en el taco pudieron leer carteles que consignaban: “¡Amenazas!” y “¡Ayuda!”. Al día siguiente los carteles desaparecieron. Habrían sido arrancados por desconocidos según informó Mejor Niñez.

Aldeas SOS ante la denuncia respondió que “cada vez que ocurre alguna situación de desprotección -como la presunta explotación sexual infantil- los equipos de los Programas están mandatados a denunciar. Es así como todos los colaboradores conocen el procedimiento de denuncia respuesta que incluye: Fase de acogida de la denuncia inicial, valoración inicial, integral, toma de medidas corto mediano plazo, proceso de indagación en caso de ser necesario y conforme a legislación vigente, y proceso de resolución y cierre el cual define acciones específicas para el cese definitivo de la situación de desprotección y las acciones de contención y/o reparatorias para el NNAJ que ha sido víctima,  posibles testigos de la situación y quienes cometen la agresión, en el caso de ser participante del programa SOS. También aplican medidas de orden administrativo en caso de que el agresor sea un colaborador”.

“Hemos tomado, como organización, todas las denuncias recibidas y hemos puesto los antecedentes a los organismos correspondientes (Tribunales de Familia o Ministerio Público)”, agregó Aldeas SOS.

Sin embargo, recientemente otro menor que llamaremos Al explicó que “cuando empezamos con la manifestación nos llegó mucho apoyo de todos lados. La oficina nacional de Aldeas SOS llegó a hablar con nosotros. Nos prometieron que la situación iba a cambiar. Cuando se fue la señorita Maturana de la Aldea juramos que todo iba a volver a ser mejor. Hasta el día de hoy nada ha cambiado”.

Vea: Menores de Aldeas Infantiles SOS Puerto Varas claman ayuda

“Fueron seis demandas. Que se vaya la señorita Maturana. Que se acabe la separación de hermanos, que los hermanos se vuelvan a juntar. Que todo sea más solidario. Poder hacerle una despedida a las tías que se fueron y a las que despidieron porque nos dijeron que no podían volver”, añadió Al.

José Neudorfer, sacerdote misionero de la congregación del Verbo Divino, a fines de los 70 inició la titánica labor de construir en Puerto Varas una aldea SOS con el apoyo de la comunidad. Lugar que desde 1982 acogió a menores vulnerados en sus derechos en casas familiares con tías permanentes – sus mamás- y junto a sus hermanos si los tenían. En los 90 aún se podía ver a los jóvenes disfrutando de su extenso jardín que hoy no pueden utilizar. Muchos son los ejemplos de personas adultas que actualmente tienen vidas plenas y felices gracias a la labor de José Neudorfer, tras crecer y educarse en lo que fue la aldea.

Presunta explotación sexual infantil Verbo Divino 

En 2016 se interpuso una querella por delitos reiterados de abuso sexual y violación que habrían sido perpetrados por externos y funcionarios del Hogar San Arnoldo del Verbo Divino de Puerto Varas. Supuestos delitos de explotación sexual infantil que habrían sido cometidos en contra de lactantes y preescolares de hasta seis años de edad.

Entre enero de 2014 y 2016, en distintos días y horas, individuos adultos de sexo masculino y femenino habrían realizado acciones de contenido y relevancia sexual, consistentes en tocaciones de los genitales y masturbación a menores. En las mismas circunstancias, en distintos días y horas, los individuos de sexo masculino habrían violado vía anal, vaginal y bucal a niños del Hogar San Arnoldo del Verbo Divino.

“No perseverar” 

“La causa actualmente se encuentra terminada y con decisión de no perseverar en el procedimiento por parte del Ministerio Público”, explicó Lilian Peña, ex directora regional del extinto Servicio Nacional de Menores (Sename). Lo mismo pasó con un recurso de protección solicitado en favor de los menores de ese hogar. Fue rechazado por la Primera Corte de Apelaciones de Puerto Montt con fecha 28 de octubre de 2016.

Lilian Peña destacó que “luego de recibir la denuncia en el año 2016 por presuntas vulneraciones de derechos – se refiere a presunta explotación sexual infantil- al interior de la residencia San Arnoldo de Puerto Varas. Desde esta dirección regional se tomaron las siguientes medidas: Presentación de denuncia desde la dirección regional al fiscal jefe de la Fiscalía Local de Puerto Montt. Activación protocolo del servicio para estos casos. Realización de una supervisión extraordinaria por parte de la Unidad Técnica de este servicio e investigación de los hechos denunciados”.

Sin juicio

“En cuanto a la educadora de trato directo denunciada, se solicitó su desvinculación inmediata, respecto de las otras personas mencionadas a la fecha de la denuncia ya no prestaban funciones en la residencia”, agregó Lilian Peña. Ningún juez de la República de Chile dictó sentencia en contra de la trabajadora despedida.

Andrea Pröschle, coordinadora de la unidad jurídica del Sename Los Lagos, precisó que “respecto de las decisiones administrativas que tomó el organismo colaborador – Fundación Hogares de Menores Verbo Divino –  en dicha época, estas son de su exclusiva competencia”.

Rapahel Oukate, presidente del Verbo Divino Los lagos, no respondió nuestros llamados a teléfonos fijos ni celular por la presunta explotación sexual infantil. No fue lo mismo en 2018 tras el caso del menor que lloraba desgarradoramente al interior del baño de la Residencia de Menores Reloncaví. Luego de la contingencia el 22 de junio de ese año contestó: “Vengo llegando de Santiago donde se celebró la reunión del directorio de la fundación. Me han instruido que no dé más declaraciones a los medios de comunicaciones”.

Jaime Solar, ex director del Verbo Divino y actual orientador educacional en el Colegio del Verbo Divino de Las Condes, también nos encomendó hablar sobre la presunta explotación sexual infantil con los abogados de la fundación. Lo mismo requirió, Marjoy Cancino, directora del Hogar San Arnoldo del Verbo Divino de Puerto Varas, a través de un funcionario municipal.

Preguntas  

¿Cuáles fueron los argumentos del Tribunal respectivo para no proseguir con la tramitación de la causa de -presunta explotación sexual infantil- y archivarla simplemente? ¿Por qué la Corte de Apelaciones de Puerto Montt no acogió el Recurso de Protección interpuesto en favor de los menores? ¿Qué causales de despido se invocaron para desvincular a la trabajadora de trato directo denunciada por los niños? ¿La fundación tiene los audios de las entrevistas que realizó a esos seis menores? ¿Específicamente qué delitos denunciaron?

“Nuestra respuesta oficial es que este es un tema resuelto por las autoridades respectivas, sobre temas de naturaleza reservada, respecto de los cuales no corresponde opinar”, respondió Juan Grünwald Novoa, abogado del Verbo Divino, cuando le solicitamos información mas no juicios de opinión sobre la presunta explotación sexual infantil.

Seis testimonios 

En 2016 padres adoptivos revelaron que más de diez adultos habrían cometido los delitos de esa causa terminada y de la cual no se quiere hablar. Supuestamente fue percibida como poco creíble por tratarse de muchas personas denunciando presunta explotación sexual infantil. La investigación de la veracidad de los relatos de los prescolares en su inicio estuvo a cargo de Daniel Alvarado, ex fiscal jefe de la Fiscalía Local de Puerto Varas. El profesional comentó a Diario Puerto Varas que no se puede referir porque la causa se encuentra terminada.

Las indagaciones sobre las supuestas violaciones a los derechos humanos de los menores de edad estuvieron a cargo de tres fiscales distintos. Diario Puerto Varas no pudo acceder a las carpetas investigativas “por tratarse de menores de edad” según Sename, Fiscalía y Ministerio Público. Sin embargo, por ley de Transparencia recibimos el informe de investigación de la Fundación Verbo Divino. Quienes con fecha 19 de julio de 2016 indicaron que realizaron seis entrevistas a distintos menores.

El documento mayormente censurado revela que “no siempre son las tías de la sala las que se encargan del baño de los niños y niñas. Baño que se realiza a todos juntos separados por hombre y mujer”.  El informe sugiere que “se estima necesario que se resguarde a – los menores- y que Fiscalía o URAVIT tomen el relato y de esta manera evitar una revictimización”. El nombre del firmante también está tachado.

“Respecto del término, cierre, sobreseimiento o el establecimiento de responsabilidades en investigaciones, en el ámbito penal, así como la aceptación o rechazo de requerimientos presentados por terceras partes a un Tribunal, esa no es una competencia del Servicio Nacional de Menores y no corresponde referirnos a lo que otra Institución, en el ejercicio de sus funciones, determine”, afirmó Andrea Pröschle, abogada del ex Sename.

Más testimonios 

Familias de la región identificaron comportamientos hipersexualizados en algunos preadolescentes adoptados. “Quiero chuparle la vagina a la tía. Quiero volver al hogar porque ustedes no me dejan chupar vaginas”, habría dicho un menor al llegar a su hogar adoptivo. Al menos cinco niños entre 2014 y 2016 habrían sido sacados del Hogar San Arnoldo en varias oportunidades para ejercer explotación sexual infantil. “Lo tendían de guatita y le sangraba el potito porque le metían pene”, denunció un menor a sus padres.

Los menores que llegaron a las casas adoptivas tenían el sueño cambiado, falta de empatía y comportamientos adultos agresivos e hipersexualizados. “El daño es irreversible. Es irreversible. Lo hicieron mierda igual que a nosotros”, enfatizó una madre adoptiva.

De víctimas a victimarios

Lactantes, niños, niñas y adolescentes llegan a las residencias del hoy llamado Mejor Niñez tras la vulneración de sus derechos humanos. Algunos sufrieron abandono, violencia física y sicológica, violaciones y explotación sexual infantil en sus lugares de origen. Esto los hace especialmente vulnerables a sufrir nuevos abusos. Incluso existen niños que desarrollaron psicopatías pasando de víctimas a victimarios.

Jaime Fontbona, psicoterapeuta familiar y docente del Instituto de Psicología de la Universidad Austral de Chile (Uach) sede Puerto Montt, explicó que “en presencia de abusadores físicos y sexuales el niño empieza a aprender una lógica de explotación del otro como modo en que sus cuidadores -y luego el resto de las personas- se relacionarían. Las necesidades se responden no por cuánto se requieran, sino que por quién puede satisfacerlas o satisfacerse, por ser el más fuerte o el más hábil”. Uno de los indicadores de la psicopatía es cuando los menores de edad presentan conductas extrañas donde parecen gozar con el sufrimiento de otros”.

Es un imperativo promover figuras de apego y protección para los niños, niñas y adolescentes de Aldeas SOS Puerto Varas, los menores de seis años y lactantes del Hogar San Arnoldo de Puerto Varas y en general de todas las personas menores de edad amparadas por el Estado de la República de Chile. Esas figuras deben estar receptivas a sus necesidades y poner límites claros y definidos, en presencia de un tratamiento psicológico y psiquiátrico.

“Es importante estar atento a conductas en niños que demuestran una falta de empatía por otras personas o por los animales. En conjunto con el pego tiene un rol importantísimo en las relaciones humanas, siendo ambas elementos fundamentales del desarrollo afectivo. Un niño aprende a moderar su conducta en la medida que puede leer las emociones de sus seres queridos, quienes a su vez le ayudan a modular sus necesidades emocionales a través del cariño y el cuidado”, informó Jaime Fontbona.

¿Cómo podemos cuidar nuestro planeta si no somos capaces de proteger a nuestros lactantes, niñas, niños y adolescentes vulnerados en sus derechos humanos?

Vea próximo capítulo

Comentarios en Facebook