Síndrome del Túnel Carpiano sería una afección femenina en un 90%

Asociada a cambios hormonales, este cuadro suele agudizarse en mujeres embarazadas, tras el parto y en proceso de lactancia. Se caracteriza por dolor, adormecimiento y pérdida de la destreza manual, aumentando en tiempos de reposo como la noche. Cirugía y terapia kinesiológica ayudaría en su tratamiento.

Dolor en manos, dedos y muñeca, acompañado de adormecimiento y pérdida de la destreza manual, serían los síntomas más frecuentes del Síndrome del Túnel Carpiano, una patología esencialmente femenina, de la edad media de la vida y asociada a cambios hormonales. Especialistas de la Universidad Católica sugieren cirugía y kinesioterapia.

El Síndrome del Túnel Carpiano se debe al atrapamiento de un nervio periférico, llamado nervio mediano, que se ubica en el túnel del carpo en la muñeca, y que da sensibilidad a la palma de la mano y algunos dedos, además de inervarmúsculos asociados a la destreza manual. La cirugía libera esta estructura y reintegra la sensación de alivio prácticamente de inmediato. Solo aquellos pacientes con muchos años de sintomatología, presentan un retardo del bienestar en semanas o meses, o presentarían una recurrencia menor al 1% tras la cirugía, sobre todo en personas con problemas de cicatrización, que volverían a comprimir el nervio a futuro.

Se estima que un 2 a 3% de las mujeres presentarán este cuadro en su vida. A modo de referencia, en Estados Unidos, se estima que cada año se operan 300 mil mujeres de síndrome de túnel carpiano. Más del 90% de las cirugías por esta patología en Chile, corresponden a mujeres y la tasa de recurrencia luego de la cirugía es menor al 1%.

Para el doctor Jorge Vergara, profesor asociado del Departamento de Ortopedia y Traumatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, especialista en cirugía de la mano, “El síndrome de túnel carpiano corresponde a una afección muy frecuente en mujeres en la edad media de la vida, por tanto supone una vinculación con mecanismos hormonales. También se observa prevalencia en el embarazo, puerperio y lactancia. Por esta razón es muy importante que la mujer comprenda que no ha hecho nada incorrectamente para gatillar esta enfermedad o bien, para prevenirla”.

El dolor se acrecienta en condiciones de reposo, por tanto la mayoría de las mujeres manifiesta despertar con mucho dolor. Si bien hace años se asoció a ciertas labores u oficios, diversos estudios han descartado ese vínculo. “El túnel carpiano se debe en la gran mayoría de los casos a condiciones particulares de cada persona y no a factores externos”, precisa Vergara.

La cirugía es una de las alternativas de tratamiento del Síndrome de Túnel Carpiano. En pacientes mayores de 50 años con molestias por más de 6 meses, dolor nocturno, y asociado a “dedo en gatillo”, es muy poco probable que se mejoren de forma espontánea, por tanto son el segmento más indicado para someter a cirugía.

Para Javiera Fuentes, directora de la Carrera de Kinesiología de la Universidad Católica, a las causas hormonales, también se suman otras causas; y tiene una prevalencia del 4% en la población general. “El túnel carpiano puede presentarse en una o ambas muñecas, y la sintomatología los pacientes la refieren en la palma de la mano, y los dedos índice, medio y pulgar, que corresponde a la zona inervada por el nervio mediano. Puede haber pérdida de sensibilidad y de fuerza. La confirmación del cuadro previo a la cirugía, pasa por un examen llamado electromiografía que busca medir la velocidad de la conducción nerviosa y confirmar la afección”, añade.

En opinión de la kinesióloga, los pacientes sometidos a cirugía responden muy bien, presentando en algunas oportunidades dolor en la cicatriz e hipersensibilidad. Asimismo, hay pacientes que sin cirugía, responden bien a otros tratamientos no invasivos, como es la inmovilización con muñequera, el ultrasonido y la aplicación de diversas formas de terapia manual y neurodinámica.

Comentarios en Facebook
2018-11-07T21:34:08+00:00 Categories: Cultura y Vida Sana|