Viajes seguros para toda la familia

En qué se deben fijar los adultos responsables a la hora de adquirir una silla de auto para niñas y niños. Recomendaciones para su instalación y uso para lograr viajes seguros en vacaciones de invierno.

Ahora que se acerca un nuevo fin de semana largo y se inician las vacaciones de invierno, las autoridades comienzan las campañas para prevenir los accidentes de tránsito y un punto no menor es el cuidado de los niños al interior del vehículo.

Según el último estudio de Automóvil Club de Chile, aún existen graves conductas de riesgo de los adultos cuando conducen con niños a bordo de un automóvil. La encuesta reveló que el 20% de los padres reconoció no utilizar con frecuencia las sillas de seguridad para trasladar a sus hijos cuando se trata de trayectos cortos de viaje, mientras que el 10% admitió que aún traslada a menores de 12 años en los asientos delanteros cuando se trata de tramos de corta distancia.

“Es fundamental que los cuidadores utilicen correctamente las sillas y que tomen conciencia que es su responsabilidad. Con esto me refiero a que escojan una silla adecuada para la talla del niño, la instalen correctamente y la usen de acuerdo a las especificaciones de la misma. En caso de accidente se puede reducir entre un 50% y un 80% el riesgo de lesiones y muerte. Hay que fijarse en aquellos equipos que reduzcan el riesgo de errores de instalación, que permitan contramarcha extendida y que tengan buena protección lateral”, aseguró Paula Deimel, experta certificada en Seguridad del Niño Pasajero en Safe Kids Estados Unidos, y Brand Manager de Cybex Chile.

La experta entrega algunas recomendaciones a la hora de escoger un sistema de retención infantil:

  • Validar la talla y peso del menor para elegir una silla adecuada.
  • Informarse de los parámetros de seguridad que pueden hacer una gran diferencia a la hora de un accidente, como la contramarcha hasta al menos los 2 años de edad , la pata de apoyo, el isofix, o la protección lateral que brinda una butaca en vez de un alzador.
  • Validar que la silla esté acreditada en Chile, revisando el sello amarillo y que esté publicada en la web de la Comisión Nacional de Seguridad y Tránsito (CONASET).
  • Revisar si las opciones existentes cuentan con alguna valoración de seguridad que entregan las instituciones independientes.
  • Revisar siempre el manual de instrucciones y validar que la silla esté correctamente instalada. Hay tiendas con personal capacitado para instalar sillas de auto, o se pueden revisar tutoriales oficiales en internet.
  • Que el arnés esté adecuadamente adherido al cuerpo del menor. No sobre arroparlo porque el sistema pierde eficacia. Lo mejor es abrigarlo después de abrocharlo, por encima del arnés, con alguna manta.
  • Las sillas de niños tienen fecha vencimiento y no se heredan, pues el uso, la exposición al sol y medio ambiente en general, las van desgastando. Y debe ser reemplazada si se ha visto involucrada en un siniestro vial fuerte. Para las sillas usadas a la venta, no hay cómo validar si han estado sometida a un choque fuerte.
  • Si piensa comprar un vehículo nuevo o usado, privilegie la tecnología ISOFIX o LATCH que brindan mayor protección a los menores en caso de accidentes frontales, laterales o traseros.
  • No realice intervenciones caseras, utilice solamente las piezas entregadas por el fabricante de la silla.
Comentarios en Facebook
2019-07-12T19:07:29+00:00 Categories: Cultura y Vida Sana|