El viaje literario de Claudio Suárez: Explorando masculinidades del sur Chile

La entrevista presenta la transición del médico cirujano Claudio Suárez hacia la escritura, destacando su obra “Fugitivo en la ruta Selk´nam y otros cuentos”, que explora diversas facetas de la masculinidad del sur de Chile. Su evolución profesional incluye el compromiso con la promoción de la lectura y transformación de cirujano a escritor. En esta obra aborda temas como la vida, amor, muerte y diversidades de masculinidades en el siglo XXI, con un enfoque que invita a la reflexión, influido por su entorno en la cuenca del lago Llanquihue.

27.03.2024
Por Constanza Hitschfeld

Claudio Suárez, médico cirujano experto en cáncer de pulmón y escritor radicado en la cuenca del lago Llanquihue, presenta el libro titulado “Fugitivo en la ruta Selk´nam y otros cuentos”. Nueve relatos que exploran las masculinidades desde la perspectiva del ser humano en crisis y atrapado en la inercia de la costumbre. Los personajes experimentan diversas situaciones que van desde una persecución por Tierra del Fuego a un encuentro sexual gay.

“Las masculinidades empiezan por el extremo del macho brutal, macho tóxico, que le hace la vida difícil a los demás. En el otro extremo está el macho frágil, ese que les tiene miedo a las mujeres, al cambio de la sociedad, a la comunidad LGBT y es homofóbico”, explica el autor.

La trayectoria de este profesional destaca por su cambio personal y literario. Además de ejercer la medicina, se comprometió activamente en la promoción de la lectura, colaborando en la creación de áreas infantiles en librerías y cultivando su talento como escritor.

¿Cómo pasaste de la medicina a la escritura?

Es multifactorial, soy cirujano de cáncer de pulmón, que es una cosa bastante concreta. Uno saca tejido, sutura y cose. Es como una pega de costurero o carnicero, como efectivamente eran los barberos en la Edad Media. De hecho, los doctores vienen de los alquimistas y los cirujanos de los barberos. En Inglaterra a los cirujanos les dicen mister y a los otros les dicen doctor, no son tratados como par.

La especialidad oncológica o de patología especialmente grave produce una cercanía especial con la gente. Eso permite que uno conozca los problemas reales que tienen detrás de la máscara linda que se pusieron en la mañana para salir a trabajar o a pololear o juntarse con los amigos. Entonces uno conoce el lado “B”.

Al mismo tiempo vino una pandemia, antes habían nacido mis nietos y yo quería que fueran buenos lectores, soy muy buen lector, mis padres fueron muy buenos lectores. Creo que la lectura influye mucho en que alguien quiera escribir o no. Entonces cuando vino la pandemia, la librería infantil donde ellos cobraban quebró y traté de salvarla, pero no entendieron el modelo negocios que les ofrecía.

Compromiso lector  

Entonces la librería del GAM me dijo ¿por qué no te vienes para acá y haces aquí un área infantil? Entonces desarrollamos un área infantil bonita con anfiteatro y cuenta cuentos. Es la librería más grande de Santiago. Estando en la librería hicimos un área de inicio lector y después eso creció a lecturas de textos de cada uno y me apareció el bichito.

En 2016 apareció ahí mismo en el GAM un taller literario y me inscribí. Ahí vino la pandemia y descubrimos que los talleres no eran presenciales. Que se podían hacer conferencias a distancias y pude hacer varios talleres con diversos escritores. Un doctor necesita estudiar, formarse.

Metamorfosis de cirujano a escritor

Después hice un magíster de escritura creativa en la Universidad Adolfo Ibáñez y necesitaba mucho tiempo para escribir y como que ya no me cabía la medicina porque escribía en las tardes, los fines de semana y en las noches, y el tiempo de familia se fue acortando.

Entonces ahí acorté un día de trabajo y lo dejé totalmente literario, después saqué otro día de trabajo y lo dejé totalmente literario. Después ser cirujano de cáncer de pulmón tres días a la semana es muy raro porque los enfermos no están hospitalizados dos días.

Dejé la medicina el 30 de septiembre y el 1 de octubre de 2022 lancé mi primer libro. Ese fue, como mi noche de Gregorio Samsa, la idea de la metamorfosis. Como dice Kafka, después de una noche intranquila me desperté y algo había cambiado. Y me salieron alas literarias.

Mi familia me apoyó, mi círculo médico creyó que me había vuelto loco.

Explorando la diversidad a través del cuento

Mi primer libro, titulado “En el óvalo de luz”, es un libro de cuentos. Está el cuento “La Diosa de Ébano” de un hombre mayor y la mirada de una migrante más joven.

El cuento del óvalo de luz, es de narcotraficantes cobradores, donde se produce un episodio violento entre ambos. Allí el óvalo de luz es el único espacio iluminado que hay en una población sur de Santiago.

Hay otro cuento de Rimbaud donde en vez de ir a África viene a Sudamérica, se enreda con los narcos, prostitución y trata de personas.

Tengo un cuento que me gusta mucho “Voy en camino amor”, que es de los que escapan de Chile. Tenemos los que escapan de la dictadura o los que huyeron antes. Hablo de uno de ellos, de los que decidieron irse.

Vida, obsesiones y masculinidad

En este libro, principalmente hablo de mis obsesiones, de las cosas que a mí me motivan. La vida y la muerte. La locura, el miedo a la locura. Que son paralelas, pero no siempre juntas. El sexo. El amor. El descenso, que es la caída, el momento de la elección equivocada que cambia el curso de tu vida.

De todos los temas literarios, el que más me interesa es el descenso. Mis protagonistas generalmente van cuesta abajo. El momento de la crisis retrata muy bien a las personas, nos permite ver que son contradictorios, darle profundidad al personaje, los humanos somos profundos.

Viaje literario a México

Este libro lo publicamos en México, gracias a una entrevista de medios digitales, me llamaron para distribuirlo en México. Ediciones Alejandría, que son editorial y distribuidora.

El “Fugitivo en la ruta Selk´nam” es mi segundo libro. Tiene nueve cuentos que intenta mostrar las caras actuales de la masculinidad.

Masculinidades

La masculinidad es una cosa que se diferencia bastante del machismo. La masculinidad es la manifestación de lo masculino, que se forma antes del nacimiento. Por la herencia genética, epigenética, experiencias de la madre y padre.

También por la lectura, cuánto te educas y por las personas con las que convives. Todo eso va estructurando tu masculinidad y la va cambiando. Los cambios de la masculinidad son constantes y terminan cando uno muere.

En mi caso, por ejemplo, está bastante influenciada por mis hijos.

Reimaginando la masculinidad del siglo XXI

Existen masculinidades bien marcadas que no necesariamente son heterosexuales. Puedes ser homosexual y masculino. Puede haber un matrimonio homosexual donde ambos son masculinos.

Estas masculinidades empiezan por el extremo del macho brutal, macho tóxico, que le hace difícil la vida a los demás. En el otro extremo está el macho frágil, ese que le tiene miedo a las mujeres, al cambio de la sociedad y a la comunidad LGBT, que es homofóbico.

Entre medio encontramos todas las otras masculinidades impulsadas por el feminismo, la comunidad LGBT y los hombres. La mayor dificultad para los hombres para esta adaptación es el machismo y patriarcado que se les ha impregnado desde chico.

De las nueve masculinidades la que más me gusta es en la que veo en la generación de mis hijos. Los que son padres hoy. Trato igualitario en labores de casa, importancia en el trabajo tanto de la mujer como del hombre, donde nadie impone el cartel de proveedor y dueño de la verdad.

Son padres que van al pediatra y a la reunión de curso. El que toma la licencia cuando el niño se enferma, que hacen pre y post natal. Me parece que este es el hombre moderno de verdad, el único que tiene posibilidades de sobrevivir. El otro macho es un macho enterrado.

Como todos los países liderados por religiones monoteísta, vivimos en un país donde se tiende a menoscabar y postergar el rol de la mujer físicamente y a través de la educación. Es un proceso reversible pero que está lejos de acabarse. Aún así creo que el péndulo está más equilibrado.

En el libro retrato muchas masculinidades. La masculinidad brutal, el enfrentamiento de la masculinidad brutal con la masculinidad moderna, el enfrentamiento de la masculinidad clásica/antigua con la masculinidad homosexual. Hay tres cuentos que tienen ese tema.

También hablo de los aprovechadores, hablo de los asesinos de mujeres y niños, y en otro cuento hablo de un nihilista.

Enfrento masculinidades de distinto tipo para que los lectores las miren y se hagan una idea de lo que les parece correcto e incorrecto, para que ellos hagan el juicio.

El rol de la mujer

El machismo no existiría en las generaciones actuales si las madres no lo hubieran inculcado y permitido. El hombre asustado tiene que ver con el feminismo extremo y fanatismo de la cancelación. Creo que la construcción de la masculinidad depende de todas estas interacciones y el rol femenino es importante.

Intencionalmente en este libro no hablo de ese rol, hablo desde la mirada masculina no desde la mirada femenina. Casi no tengo personajes femeninos, solo para completar historias, pero mis siguientes libros solo están protagonizados por mujeres.

Los temas que me importan a mí son las discriminaciones que sufren distintos grupos. Lo masculino, lo femenino y los viejos.

El primero peor enemigo que tenemos los hombres hoy es el patriarcado, porque lo encierra en un rol que el hombre no quiere tener.

Invitación a leer 

Este libro y el anterior, están construidos, pensados, editados, creados en la “Cuenca del Lago Llanquihue”. Tienen una influencia de lo local que intenta retratar cómo somos los locales. Mi pluma es rápida y entretenida.

Es para personas con criterio formado. No es para adolescentes es para adultos. No por ser sucio o sexual, sino por que les permite reevaluar lo que ellos están haciendo, mirarse, ver si se identifican y evaluar desde esa realidad, de ese juicio y cambiar.

Las historias modernas las completa el lector. Esa transformación hace que las obras literarias sean capaces de sobrevivir.

¿Dónde podemos encontrar el libro?

El libro en Puerto Varas se puede encontrar en librería Sotavento de Frutillar, en la librería de Fuegos y próximamente en la que está en el Teatro del Lago.

 

Comentarios en Facebook