Consejo Regional y Servicio de Salud unen esfuerzos para cuidado de niños y adolescentes con TEA

El Consejo Regional de Los Lagos se une al Servicio de Salud del Reloncaví para abordar el cuidado de niños y adolescentes con Trastorno del Espectro Autista (TEA), destacando la importancia de colaboración interinstitucional y programas destinados a los cuidadores de esta población

08.05.2024
Por Eric Paredes

En una reunión clave celebrada entre la Comisión Provincial Llanquihue del Consejo Regional de Los Lagos y el Servicio de Salud del Reloncaví, se han evaluado posibles programas destinados a los cuidadores de niños y adolescentes con Trastorno del Espectro Autista (TEA). El encuentro, encabezado por el presidente de la Comisión, César Negrón, busca generar una colaboración interinstitucional para atender las necesidades de esta comunidad.

Compromiso de implementar acciones para cuidadores de niños TEA

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es una condición neurológica que afecta el desarrollo del individuo en áreas como la comunicación, la interacción social y el comportamiento. Se caracteriza por patrones repetitivos de conducta, intereses restringidos y dificultades en la comprensión de las emociones de los demás. Cada persona con TEA es única, con habilidades y desafíos particulares.

Negrón destacó la importancia de esta reunión, enfatizando el compromiso compartido de implementar acciones dirigidas a los cuidadores de niños TEA, sin descuidar la atención de otros niños neurodivergentes. El Servicio de Salud se comprometió a presentar una propuesta detallada en las próximas semanas, que incluirá la unión de esfuerzos con un programa ejecutado por la Comisión y respaldado por recursos del Gobierno Regional.

  • “El Servicio de Salud se comprometió a entregarnos una propuesta en un par de semanas más y que dice relación con la unión de acciones con un programa que nosotros estamos también ejecutando con recursos del Gobierno Regional donde ellos son unidad técnica, donde podamos pesquisar algunos casos de extrema gravedad a los más leves y también derivarlos ahí a la atención primaria para que podamos evitar ojalá en el futuro desenlaces tan tristes como lo que nos pasó en Puerto Varas, así es que seguimos trabajando nosotros en lo que es prevención”, dijo Negrón.

    Lee también:”Científicos chilenos lideran experimento de física nuclear en Estados Unidos”

Necesidad de diagnóstico adecuado de cuidadores de niños neurodivergentes

Por su parte, la consejera Patricia Rada subrayó la necesidad de un diagnóstico adecuado de los cuidadores de niños neurodivergentes, solicitando información detallada sobre su situación laboral, afiliación a sistemas de salud y redes de apoyo. Este enfoque permitirá diseñar respuestas efectivas y brindar soluciones concretas a los desafíos que enfrentan.

“Hemos tomado varios acuerdos entre aquellos muy importantes relacionados a poder generar un escenario de diagnóstico adecuado sobre las cuidadoras y los cuidadores de niños que sean neuro divergentes. En este sentido estamos solicitando a las distintas seremías y a los servicios dependientes que nos cuenten qué sabemos de ellas, están trabajando, qué tipo de trabajo tienen, cuántos son los ingresos que reciben, están afiliados a algún sistema privado o público de salud, tienen red de apoyo, etcétera. Porque para poder generar respuestas y dar soluciones a los problemas que tienen en la realidad las cuidadoras y los cuidadores de niños con neurodiversidad necesitamos saber muy bien cuál es el escenario en el que se encuentran”, expuso Rada.

Rodrigo Arismendi, consejero regional, destacó la importancia de la inclusión y la educación psicoeducativa en las primeras etapas del diagnóstico de TEA. Propuso la implementación de programas que no solo atiendan a los niños, sino que también proporcionen apoyo y orientación a los padres, quienes a menudo se enfrentan a la incertidumbre al recibir este diagnóstico.

“Podemos tener un espacio para la atención de los niños y un espacio también para la atención de los papás. Y también dentro de las cosas que salieron acá en la reunión fue el poder tener la psicoeducación, porque se hace en las pesquisas tempranas. En esas pesquisas tempranas nosotros podemos educar a los papás de cómo se pueden abordar a los niños que son diagnosticados con TEA, básicamente porque cuando un papá se enfrenta a este diagnóstico, muchas veces no sabe cómo actuar”, explicó Arismendi.

El Dr. Henry Vila, médico psiquiatra y jefe de la sección de salud mental del Servicio de Salud del Reloncaví, compartió los lineamientos y las iniciativas del servicio para mejorar el acompañamiento de los cuidadores de niños con TEA. Destacó el compromiso de su equipo para desarrollar soluciones integrales que satisfagan las necesidades de esta comunidad.

Comentarios en Facebook