¿Eyaculación precoz?

Una información a voces que no se habla comúnmente por la connotación que significa para el hombre. La eyaculación precoz un problema sexual frecuente que afecta entre un 25% a 40% de los hombres. Esta situación genera frustración, insatisfacción, vergüenza, culpa.. son los sentimientos más comunes que genera en los hombres afectando de igual manera a su relación de pareja.

La eyaculación precoz no es más que la falta de habilidad para controlar la eyaculación durante las relaciones íntimas. Pero es importante diferenciar algunos conceptos. Para que la eyaculación precoz sea diagnosticada como una disfunción sexual debe cumplir con ciertos requisitos. En estos casos la falta de control eyaculatorio es tal que incluso antes de penetrar a su pareja, ya el hombre ha eyaculado. Otras variantes pueden incluir situaciones en las que el hombre eyacula ni bien penetra a su pareja, o muy poco tiempo luego de haberla penetrado. Produciendo que los actos sexuales sean insatisfactorios tanto para él como su pareja.

Es importante mostrar la realidad de este problema. En muchos casos catalogamos de “Eyaculación precoz” a situaciones de descontrol eyaculatorio, donde no necesariamente es y cumple con todos los requisitos para diagnosticar. Más bien se da en encuentros sexuales donde el hombre posee una eyaculación más rápida, debido a la posición, estado de excitación, factores situacionales, entre otros. Lo que mayormente sucede es que el hombre se siente juzgado por su pareja al sentir que no le entrega el placer con la falta de tiempo. Pero esto se debe a la presión social y la mala conceptualización del hombre como viril, fuerte, siempre dispuesto, él que tiene que iniciar y guiar la relación sexual y que tiene que cumplir y entregar el placer a la pareja. Lo que genera gran tensión, presión y frustración ante una eyaculación más precoz en el acto sexual.

Todo lo antes mencionado hace que en la próximo encuentro sexual con su pareja sea con temor, preocupación, falta de seguridad entre otros.

La duración de la relación sexual depende mucho de lo que necesite cada pareja, lamentablemente la falta de buena educación sexual, los medios sociales, lo que se habla sin conocimiento hace que creemos una falsa normalidad sobre lo que debe durar la relación sexual. Es importe mencionar que todo depende de lo que le acomode y sea satisfactorio para cada pareja, es lo normal. Por lo tanto, conversen, conózcanse y logren lo que ustedes necesitan de su sexualidad.

Ante la posibilidad de que sea una eyaculación precoz, es decir falta de control eyaculatorio en más de una ocasión, de forma reiterativa. Produce normalmente disminución en la autoestima sexual generando que les domine el miedo y el nerviosismo de que pueda volver a ocurrió. Generando gran ansiedad y estrés. Es decir, entramos en un círculo vicioso. La eyaculación precoz se convierte en un problema sexual que se reitera y genera problemas de pareja.

Este problema es un fenómeno psicológico más que uno de índole física u orgánica. Pero, siempre es importante descartar posibles causas farmacológicas o biológicas para entonces trabajar esta dificultad de la mano de un psicólogo que sea especialista en temas de sexualidad. Para poder trabajar sobre el tomar el control sobre su eyaculación y los otros factores emocionales que van de la mano con esta patología o dificultad. Al igual esto afecta a la pareja es importante poder incorporarla en el proceso terapéutico.

Pamela Wittwer Bittner
Pamela Wittwer BittnerPsicóloga Magister en Psicología Educacional / Coach sexual y de parejas/ Especialista en infertilidad
www.saludybienestar.cl
pamelawittwer@me.com
+56 9 89293745
Comentarios en Facebook
2018-03-13T16:57:02+00:00 Categories: Columnas de Opinión|